Opiniones y Comentarios

Julio Ricardo Blanchet Cruz

jrbcdiariolibertad@nullgmail.com

   

 

Dados los más que conocidos antecedentes, lo que todos suponíamos ya fue confirmado por la agencia AP.  El problema en Venezuela fue orquestado desde Washington…

En este mismo espacio se comentó, que habiendo perdido la batalla en Siria para derrocar a su Presidente, según ellos dictador, todas las baterías se enfocarían contra la hermana República de Venezuela…

Que cometió el pecado -recordar que allá juran con una mano sobre La Biblia- de no someterse a los mandatos sionistas de globalización, es decir, de dependencia.  Las naciones ya no son autosuficientes y son manejadas por los intereses económicos, generalmente transnacionales…

Por lo que de entrada, a cualquiera que se fije en esos “pequeños” detalles del sometimiento global hacia un mundo robotizado, no podía esperarse otra cosa de una Nación como EE.UU. representada con simbolismos secretos de personajes salidos de exclusivos clubes medio esotéricos con dones “especiales”…

Más o menos como los que transforman el vino en la sangre y se lo beben.  Que son reminiscencias de antiguos ritos en los que hacían sacrificios de sangre a los Dioses.  Igual eso de transformar el pan en el cuerpo de Cri$to, son vaciladas para someter a la gente -y a los niños, cabe decirlo-…

Pues así como los curas dan la hostia.  Tú eres el pecador y yo el mero-mero que mete a Dios en un pedacito de pan y te lo doy para salvarte.  Pues  así el Papa les imponía la corona a los soberanos europeos, como diciendo tú serás el monarca, pero yo soy el que lo apruebo…

Más o menos lo que sucede en México con la designación de Ministros, Magistrados y Fiscales; según esto, muy independientes, pero son designados por alguien; cuando debieran ser electos por el Pueblo.  Pero regresemos con los prepotentes papas y los monarcas…

Hasta que llegó Napoleón Bonaparte “El Gran Corso” (1769 – 1821) y le quitó de las manos la corona a Barnaba Niccoló María Luigi Chiaramonti, alias, papa Pío VII (1742 – 1823) y se la impuso él solo… 

Ahora de nuevo con Venezuela y el complot yanqui destapado por AP, que es por donde empezamos…

Como tampoco podía esperarse otra cosa del gobierno de la monarquía podrida, o sea, de España; ni de Alemania, de Francia y del Reino Unido de la Gran Bretaña, que le dieron de plazo a Maduro ocho días para llevar a cabo elecciones.  Y si no cumple, reconocerían a Guaidó como Presidente…

Lo que por supuesto fue rechazado desde el palacio de Miraflores.  Pero bueno sería que Maduro les respondiera que les da los mismos ocho días para reconocer la Independencia de Cataluña, o reconoce a Puigdemont como Presidente; que además él sí lo es…

Lo mejor del caso es que al que utilizaron los sionistas como el artífice del linchamiento político, o sea, a Trump, no pasa por sus mejores momentos.  Robert Muller, el ex director del FBI y fiscal para investigar la intervención de Rusia en sus elecciones lo tiene en la mira…

Y la presidente de la cámara de representantes, Nancy Pelosi lo acaba de poner de rodillas.  Ya que tuvo que reabrir el Gobierno, sin los fondos que requería para el muro que había puesto como condición para reabrir el Gobierno…

Muro del que ahora declara que nunca dijo que estaría a lo largo de toda la frontera, sino que nada más por tramos -¡muy inteligente!-…

Por lo que se ve difícil que pueda andarse ocupando de la invasión a Venezuela por sus vecinos, sobre todo por Bolsonaro, el Trump brasileiro que salió picudo y va a parar de cabeza a esa gran Nación de gente tan cálida…

Tampoco extrañó tanto que la Unión Europea, sin poner un plazo fijo, apremió a Maduro a que llevara a cabo elecciones; pero aunque la UE es una creación sionista, se esperaba que actuara de manera independiente…

El caso es que hay claramente dos bandos y la guerra se ha iniciado.  El Buen Fin de las armas ya ha comenzado con esta guerra fría que se espera no llegará a explotar en grande y quedará en cuestiones comerciales a ver quién fastidia más al otro…

Pues a pesar del rompimiento de las relaciones, se acordó mantener oficinas de intereses en las respectivas capitales, para visas y cosas por el estilo…

Pero a los globalizadores, con esta guerra comercial, no se duda de que les saldrá el tiro por la culata; pues gran parte de la tecnología que se utiliza en el mundo, viene precisamente de China e India…

Para darse una idea de lo que son los medios occidentales.  Pocos sabían que Rusia tuvo un avión Tupolev igualito al Concord antes que Francia e Inglaterra lo “diseñaran”.  Igual que tuvieron el transbordador espacial Burán, igualito al de la NASA…

Y los satélites norteamericanos que llevan al espacio son impulsados por motores de fabricación rusa…

Pero por lo pronto, Washington involucró en el conflicto al Reino unido, al pedirle que no le devolviera a Venezuela 1,200 millones de dólares en oro que tiene en resguardo.  O sea, que hasta rateros salieron…

En todo esto, el Gobierno de López Obrador, valientemente a ratificado ante la ONU que Venezuela debe de ser quien decida su propio rumbo sin interferencia de nadie.  Así que habrá que estar preparado para las reacciones de Washington; a quien evidentemente no le gusta tener un gobierno socialista en su frontera.

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.