Según un estudio del Banco de México (Banxico), las ocupaciones con menor nivel de educación tienen una mayor propensión a ser automatizadas. En el sector de agricultura y explotación de animales, por ejemplo, la probabilidad de automatización es del 97,8%.

Por otro lado, los profesionales de los servicios educativos poseen un 16.6% de posibilidades de ver sus trabajos reemplazados por algoritmos o inteligencia artificial. Para Banxico, es indispensable que se pongan en práctica políticas públicas que atiendan las necesidades del mercado de trabajo para los próximos años.