Los líderes de cuatro sindicatos, todos operadores del Partido Revolucionario Institucional (PRI) exigieron al Gobierno del Estado no ser desplazados por otras organizaciones foráneas que pelean los contratos de las obras que están por iniciar en la zona norte de Veracruz.

En rueda de prensa, los secretarios generales de las Confederaciones Regional Obrera y Campesina (CROC), de los Trabajadores de México (CTM), de la Nacional de Organizaciones Populares (CNOP), y de la Nacional Campesina (CNC), recalcaron que las autoridades estatales deberán contratar a los materialistas locales para evitar conflictos entre los obreros.

El secretario general de la Confederación de Trabajadores de México, Elías Domínguez declaró que esperan que la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas (SIOP) tome en cuenta a los trabajadores de la zona para contratarlos en los proyectos carreteros que planean ejercer en la región durante los próximos meses.

Dijeron estar en contra de que, como en años pasados, las constructoras contratadas en las obras, recurren a sindicatos foráneos para que les abastezca de los materiales de construcción y pétreos, mientras que las personas de la zona se quedan sin empleo. Por esa situación – agregaron – es necesario que nos contraten a todos.

Mientras que el secretario general de la Confederación Nacional Campesina (CNC), Óscar Chávez Hernández mencionó que actualmente, con la reconstrucción de la carretera Poza Rica – Coatzintla, existe una buena comunicación y contrato laboral para que los materialistas locales presten sus servicios en esa obra carretera.

Al ser cuestionado sobre sus preferencias políticas, que todos trabajaron con el PRI, el ex candidato a diputado federal por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Edson de Jesús Andrade Reyes, negó que sus sindicatos tengan líneas partidistas, pero insistió en que el movimiento es de carácter laboral, y en beneficio de los trabajadores.

José Martín/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO