Veracruz, un circo de tres pistas

Prosa aprisa
Arturo Reyes Isidoro

Joyas literarias en el escenario político de Veracruz.

Las paredes oyen de Juan Ruiz de Alarcón. El primer caso que sale a la luz pública de la filtración de una plática privada del gobernador Cuitláhuac García comentando mecanismos para lograr la salida del fiscal Jorge Winckler.

El dinosaurio (“Cuando se despertó, el dinosaurio todavía estaba allí”.) de Tito Monterroso. Funcionarios de la Cuarta Transformación y algunos columnistas por más que ponen plazos anunciando la salida de Winckler, al día siguiente el fiscal amanece en su cargo.

Sin novedad en el frente de Erich Maria Remarque. Frase que quisiera escuchar el gobernador Cuitláhuac García todas las mañanas al levantarse, por parte de sus colaboradores en señal de que Veracruz está en paz y no hay broncas.

El espía que surgió del frío de John le Carré. ¿Es Yunes (o Winckler) quien tiene intervenida la oficina de Cuitláhuac y sus teléfonos? Quien sea, en pleno invierno dio ya sus primeras señales.

Del refranero mexicano. “El que no quiera ver visiones, que no ande de noche”, por la propuesta de Miriam Ferráez de que haya toque de queda en Veracruz para acabar con los feminicidios (“Esta es mi propuesta… invito… a que las mujeres a partir de las diez de la noche estén en casita con sus hijos, si puede ser antes, mucho mejor”).

10 versículos bíblicos sobre el arrepentimiento (Mateo 4:17, Proverbios 28:13, Hechos 8:22, Mateo 3:8, Hechos 3:19, Lucas 17:3, Timoteo 2:24-25), Marcos 6:12, Hechos 2:30, y Salmos 38:18), por el arrepentimiento público de Miriam Ferráez luego de que la regó retegacho con su propuesta de toque de queda. “Arrepentíos porque el reino de los cielos se ha acercado”, dice Mateo 4:17. Ella escuchó: Arrepentíos porque el reino de la Cuarta Transformación te va a desconocer si no aclaras de inmediato).

¿En qué se parecen Nicolás Maduro, el presidente venezolano acusado de sátrapa, y Jorge Winckler, acusado de varios delitos? En que por más que tratan de echarlos de sus cargos se mantienen contra viento y marea. Uno alega que fue elegido democráticamente y el otro que lo protege la ley.

¿Y si se cansa el ganso de esperar la salida de Winckler? Porque un funcionario del Palacio de Gobierno declaró, aseguró, que “me canso ganso” que Winckler se va.

Que por ahora la canción favorita de Winckler es “No me amenaces” de José Alfredo Jiménez. Esa que dice:” Porque estás que te vas, / y te vas, y te vas, y te vas / y te vas, y te vas, y no te has ido…”.

Que Veracruz está convertido en una versión corregida y aumentada de la película hispano-francesa “Una casa de locos” dirigida por Cédric Klapisch, con todo el desmadre que se traen entre el gobierno del Estado y la Fiscalía en el ring del Congreso local.

Y que por fin Maryjose Gamboa mostró su verdadera vocación: ser agente de Tránsito. ¡Porque le gusta morder!

Lector, ya es fin de semana y te mereces un poco de esparcimiento. Por eso todas las líneas anteriores. No te mereces el penoso e indigno espectáculo. Veracruz está convertido en un circo de tres pistas. Qué tristeza.

Viejo periodista que soy, de la cuarta t…, perdón, de la cuarta edad, o de la quinta, que he sido testigo de la vida pública de Veracruz de los últimos 49 años desde que empecé a ejercer el periodismo, no puedo dejar de lamentar el bajo nivel en el que cayó el ejercicio del poder en la aldea.

Las ocurrencias, la improvisación, la incultura, la falta de ideas, de argumentos, de ingenio, el desconocimiento de las leyes, la falta de negociación y de diálogo, todo eso que tanto distinguió a generaciones de políticos pasados ya no existe o escasea. Pareciera que Veracruz va a la deriva, a la buena de Dios.

Espionaje, era de esperarse

Ya en otro tema, el 24 de septiembre del año pasado con el título: “Espionaje con el sello de la casa”, publiqué en “Prosa aprisa”:

“A la serie de problemas que heredará Cuitláhuac García Jiménez como gobernador de Veracruz se añade ahora otro: revisar clavo por clavo, tornillo por tornillo en todo el Palacio de Gobierno y en las oficinas públicas para asegurarse de que no hay cámaras ocultas de videograbación”.

Esto porque en el techo de su oficina el consejero de la Judicatura Mauricio Duck Núñez encontró un tornillito¡que era una cámara de videograbación!

Dije que eso seguramente había alertado a los morenos de que tendrían que realizar una minuciosa revisión en Palacio cuando llegaran para que estuvieran seguros de que no los espiarían ilícitamente.

“Las videograbaciones encubiertas e ilegales son el sello de la casa yunista a punto de entregar el poder… como lo testimonian los casos de Moisés Mansur en Canadá y de Karime Macías en Londres, el primero prestanombre de Javier Duarte”, apunté.

Recordé que el 17 de octubre de 2016 Carlos Loret de Mola había despertado a Veracruz, a las 7:03 de la mañana, con fragmentos de dos videos de una conversación privada en Vancouver en donde Mansur despepitaba contra el gordo y su esposa.

Luego, el 29 de mayo del año pasado se difundieron imágenes de Karime Macías realizando diversas actividades en Londres. En uno y otro caso el propio gobernador Miguel Ángel Yunes Linares terminó aceptando la autoría.

En su columna que publica en El Universal, Carlos Loret de Mola había detalles de cómo espiaron a Karime.

Dijo que fue videograbada con una cámara que estaba camuflada en la tapa de un vaso de café “como de Starbucks”. “El vaso puede incluso contener la bebida caliente mientras graba. Pero el joven (un enviado del gobernador Yunes) decidió no ponerle café: en su lugar, adentro, metió una segunda videocámara –por si fallaba la primera– y su lente lo hizo salir por el orificio para sorber”.

Comentó que… “profesionales de investigación llegaron a Londres, encontraron a Karime y se dedicaron a seguirla y fotografiarla por días, hasta radiograficar sus hábitos y estilo de vida”. Después vino lo del hombre con el “vaso cámara”.

Rematé “Prosa aprisa” con estos cuatro párrafos:

“… no deja de ser preocupante que se espíe ilícitamente en su oficina a un consejero y funcionario de la propia Judicatura…

La bronca ahora es para los que vienen: ¿cuántas videocámaras con micrófonos no les dejarán sembradas en macetas, colgadas en cortinas, atornilladas en los baños, en las puertas y ventanas, en los aparatos telefónicos, en las instalaciones del clima artificial, en sillas y sillones, en plafones, en pisos, etcétera, etcétera?

¿Vio usted alguna vez la película alemana La vida de los otros… sobre un caso de espionaje por parte de la policía secreta de la hoy desaparecida República Democrática de Alemania, la Stasi, a un famoso escritor del que sospechaba que no fuera leal al partido comunista?

Tristemente en Veracruz no andamos muy lejos de aquellos años de la convulsionada Berlín oriental de los años 80 que retrata la película, con la práctica de espionaje…”.

Ahora se advierte que los morenos no tomaron precauciones y no desinfectaron el Palacio de Gobierno. ¿Cuántas grabaciones más tendrán ya en sus manos los de enfrente? ¿Ahora sí harán cimbrar a Veracruz?

 

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar