Como ya es costumbre, la diputada, María Josefina Gamboa Torales, en aparente estado de ebriedad, armó un zafarrancho más en las instalaciones del Congreso del Estado y, con una necedad monumental, se enfrentó con las autoridades que mantenían el resguardo de la circulación de personas que asistieron a la comparecencia del Fiscal del Estado de Veracruz, Jorge Winckler Ortiz.

A gritos pidió se deje pasar algunas personas que habían llegado tarde y a quienes, por protocolo, ya no se les podía dejar entrar. Insultando a los policías y a una persona del sexo masculino aun no identificado, este le regresa las ofensas diciéndole que está borracha, lo que hace que Gamboa se encienda más recalcándole al hombre que él trabaja para ella, que como diputada puede ir y venir las veces que quiera:

Yo soy diputa, usted trabaja para nosotros, entienda, usted trabaja para nosotros, entienda no al revés

¡usted está estúpido!

Sin nadie que la pudiera detener se abalanzo a la puerta de entrada donde, con jalones y forcejeo, abrió para que pasaran los impuntuales, violando así los protocolos de seguridad y dejando entre ver que la educación no es algo que le sobre.

No es la primera vez que se hace pública la afición por el alcohol de la diputa, María Josefina Gamboa, a quien la persigue, desde hace años, la sospecha popular de haber atropellado a un hombre, luego de haberse echado unas cuantas copas; por lo demás, su manía por crear escándalos y agredir a la gente la deja mal parada frente a la opinión pública, quien ya está habituada a verla armar escándalos producto de su carácter irascible y su servilismo hacia el grupo político del ex Gobernador, Yunes Linares, como es el caso del Winckler.

Video: Fifireitor