Xalapa, Ver. 23 de febrero 2019/ Redacción por Sociedad 3.0

 

Pasaba el mediodía del viernes y una gran columna de humo alertó a los saltillenses en el oriente y otros puntos de la ciudad. Un incendio forestal registrado en el ejido El Diamante de Arteaga, se salía de control y arrasaba con la vegetación de la Sierra de Zapalinamé, a espaldas de Bella Unión.

Autoridades de Protección Civil y el Cuerpo de Bomberos de Arteaga informaron que fue durante la mañana que se reportó el incendio cerca del ejido El Diamante, acudiendo a tomar conocimiento.

Desafortunadamente las ráfagas de viento registradas desde las 10:00 de la mañana avivaron las llamas, por lo que las brigadas conformadas por Bomberos y voluntarios del ejido, así como de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), trabajaron en conjunto para poder poner fin a la amenaza ecológica.

Al combate al fuego se sumaron más tarde brigadistas de Saltillo, elementos de Protección Civil del Estado, Profauna, Policía Ministerial y Brigada Valle Alto, hasta sumar 106 personas.

A las 17:30 horas el alcalde de Arteaga, Everardo Durán Flores, informó que eran aproximadamente 150 hectáreas las afectadas por el incendio de pastizal, matorral y árboles de pino y encino.

Personal de Protección Civil del Estado realizó sobrevuelos con el helicóptero Bell 206 para la valoración del incendio.

A través de un comunicado, el Gobierno del Estado informó que alrededor de las 19:00 horas concluyeron las labores para mitigar el incendio en el rancho El Karibú, en el ejido El Diamante, con un 20 por ciento
de control. Se reanudarán a las 06:00 horas de hoy.

“El personal será desplegado por el lado de Calabacillas, Galeana, Nuevo León, y se estima que estarán combatiendo el siniestro a las 08:30 horas.
“Se tendrá habilitada la zona de trabajo, así como los helipuertos para el apoyo del equipo aéreo, que entrará en funciones dependiendo de las condiciones del tiempo para atacar el fuego de manera efectiva”.

Sobre las causas, Eglantina Canales, secretaria del Medio Ambiente de Coahuila, dijo que se trataba de un incendio provocado por personas y descartó las causas naturales: “tenemos que ser sumamente cuidadosos en el manejo del fuego en las áreas naturales, porque un simple cigarrillo, una quema de basura o un chispazo nos puede causar problemas de este tipo”.

Por su parte, habitantes del lugar y el personal de Bomberos que acudió a la zona en las primeras horas, indicaban que se trató de un corto circuito en una bomba de agua. También se especuló que fue por un descuido al momento de quemar un montón de basura, pero no hubo una versión oficial.