Xalapa, Ver. 5 de febrero 2019/ Redacción por Sociedad 3.0

Con frases como “¡Alto a los despidos injustificados! ¡Reinstalación! circula estos anuncios por redes sociales de los funcionarios y empleados cesados de dependencias del gobierno federal.

Por lo menos unas 2 mil personas que laboraban en programas y organismos dependientes de las secretarías de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Economía (SE) y Comunicaciones y Transportes (SCT) se quedaron sin trabajo desde finales del sexenio de Enrique Peña Nieto y el inicio del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Las autoridades de distintas dependencias federales argumentan que no fueron cesados trabajadores de base, sino de confianza o eventuales, pero no informan cuántos de esos empleados se quedaron sin fuente laboral, pese a que muchos de ellos llevaban años o décadas en el gobierno, pero bajo el apartado A de la Ley Federal del Trabajo (LFT), por lo que estaban inscritos ante el Instituto Mexicano del Seguro Social y no ante el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado.

Las cifras más recientes del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) indican que siete de cada 10 funcionarios federales son de base o sindicalizados. En 2017 existían un millón 697 mil 345 trabajadores públicos, de los cuales 69.5 por ciento, o un millón 179 mil 369, eran de base o sindicalizados, según el censo nacional del gobierno federal.

Los restantes 517 mil 976 burócratas se dividían en trabajadores de confianza (373 mil 701 o 22 por ciento del total), eventuales (6.84 por ciento o 116 mil 121), por honorarios (27 mil 846 o 1.6 por ciento) y existían 308 casos bajo otro régimen de contratación.

Con información de la Jornada