Agencias

El gobierno de Estados Unidos anunció este viernes su retiro oficial del Tratado de Armas Nucleares de Mediano y Corto Alcance (INF, por sus siglas en inglés) que mantenía con Rusia desde hace más de 30 años.

Ante esto, la vocera de la cancillería rusa, María Zajárova, denunció que EEUU busca abandonar todas sus responsabilidades internacionales, especialmente en el campo del desarme nuclear, informó Prensa Latina.

La funcionaria explicó que la demanda a Rusia de eliminar el misil 9M729, del sistema Iskander, como condición estadounidense para permanecer dentro de el INF, es solo un pretexto para poner fin al cumplimiento del mencionado acuerdo.

“Realmente nosotros sabemos cómo se prepararon las condiciones con el fin de presentar pretextos para una salida norteamericana definitiva del mencionado tratado, apuntó.

Igualmente, el viceministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguei Riabkov, comentó que los argumentos dados por Estados Unidos, basados en dos fotos de satélites publicadas en Internet, nunca mostraron el alcance del misil (470 kilómetros).

Ante las declaraciones del secretario norteamericano de Estado, Michael Pompeo, de que plantearon a Rusia la violación en 30 ocasiones, Zajarova recordó que en ninguna de esas ocasiones Estados Unidos mostró un argumento creíble.

En su momento, el presidente ruso, Vladimir Putin, denunció que Estados Unidos hace tiempo tomó la decisión de salirse del INF. Ellos pensaron que no nos daríamos cuenta, pero el dinero para los misiles prohibidos por el INF estaba en el presupuesto, indicó.

Solo era necesario buscar un pretexto para no quedar como culpables de la ruptura del pacto y decidieron responsabilizar a Rusia. Nosotros no queremos abandonar el mencionado arreglo, acotó el mandatario ruso.