Opiniones y Comentarios
Julio Ricardo Blanchet Cruz

Mientras hay expertos politólogos que opinan que la declaración del Presidente Andrés Manuel de que terminó la guerra a los cárteles de la droga, significa que va a pactar con ellos -o en su defecto que ya pactó- es un tanto cuanto infantil…

Antes se hacía cuando había unos cuántos cárteles y se fijaban plazas y rutas.  Hoy son tantos los cárteles de las drogas que sería prácticamente imposible; de hecho no habrían plazas suficientes y menos rutas para satisfacer a todos…

Y se repetiría lo que siempre ha sucedido, que se “amarchantaban” con unos y perseguían a los demás.  Sin soslayar que los narco-menudistas se han organizado en pandillas que lo mismo asalta, secuestran, roban, le entran a la trata y hasta se convierten en aboneros cobradores de piso…

Otros, con un poco más de sentido común, opinan que AMLO va a permitirles a los cárteles que se pongan de acuerdo entre ellos; en el entendido de que el Gobierno no se va a meter con ellos.  Lo que en principio está bien, pero no va a funcionar…

Más allá se escuchan voces cuya opinión va enfocada a la legalización de las drogas; que es lo que en este mismo espacio hemos venido citando desde hace años; y que por fin el día de ayer Alfonso Durazo presentó ante el Congreso la Estrategia Nacional de Seguridad Pública…

Un bien pensado documento que, entre otros asuntos, propone la legalización de algunas drogas -especialmente “cristal” no, por el daño que causa- para la pacificación del País…

Habla de amnistía, indulto -si la parte o las partes fueron agraviadas lo aceptan- y hasta de indulto en casos de personas sentenciadas por el delito relacionado con las drogas y su trasiego…

Desde luego que la ojeada fue a vuelo de pájaro y seguro habrá más que comentar cuando se pueda leer todo detenidamente.  Pero la legalización de las drogas es la única solución posible…

Y de paso le da sentido a la Guardia Nacional, donde lo mismo y no solo nos volveremos a sentir seguros; sino que de paso y hasta les dan una “civilizada” a los policías; que mucho podrán aprender de nuestros soldados; y más de nuestros marinos…

Desde luego que habrá voces contrarias.  Principalmente de quienes se vean afectados por las medidas que se tomen.  Lo estamos viendo con “El Marro”, el principal huachicolero de El Bajío, de quien las honorables Autoridades saben todo; pero no lo han podido atrapar…

Y tan está enojado por las medidas tomadas desde Palacio Nacional en contra de su negocio, del que ha sido el sostén de su familia desde hace años; y que gracias a él ha podido enviar a sus hijos a viajar por todo el mundo en aviones privados y a hospedarse en Hoteles  de 25 estrellas y les compra coches Ferrari.  Perdón, perdón, se me cruzaron las líneas con otro que también roba combustibles.  Ustedes disculpen…

Pero el caso es que el tal “Marro” amenazó al propio Presidente: “Atente a las consecuencias”, le dijo.  Previamente le había “exigido” que retirara a los soldados, a los marinos y a las fuerzas federales de “su” refinería…

Y para rematar, antes de firmar Atte. “El señor Marro”, le dijo que si no hacía caso, empezaría a matar gente inocente; y para que viera que no está jugando, le dejaba un “regalito”, que resultó ser una camioneta con explosivos frente a la refinería de Salamanca.

Cambiando de tema…

Arreciando la ya directa ofensiva en contra del Presidente Nicolás Maduro, el vicepresidente Mike Pence declaró en Miami ante un grupo de exiliados venezolanos, que ya no es tiempo de diálogo…

Que Washington no dejará de ejercer toda la presión económica y diplomática para restaurar la democracia; y todas las opciones están sobre la mesa.  La tiranía de Maduro debe terminar; y debe terminar ahora, remató, ante la algarabía de la gente, que de alguna manera hizo recordar las ejecuciones públicas de los inquisidores…

Y por si lo anterior fuera poco, el senil asesor de seguridad de La Casa Blanca, un tal John Bolton, le advirtió al Presidente Maduro que se retirara del cargo y se fuera a una playa bonita, o de lo contrario se iría a Guantánamo…

Hace ya tiempo se escucharon voces de que Venezuela podría ser la Siria de América.  Y aunque el desfasado del peluquín rubio dice que Siria sufrió al Estado Islámico hasta que “él llegó”; la diferencia es que en Siria los rusos llegaron hasta el último, y en Venezuela ya están instalados.  Sin contar con que China tiene mucho que decir al respecto.

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.

jrbcdiariolibertad@nullgmail.com