Ayer, mientras el Presidente advertía que no aceptaría un mando civil en la Guardia Nacional porque se trataría de una reedición de la Policía Federal que ha sido un proyecto fallido, sonó la alerta sísmica.  López Obrador pidió desalojar el salón con calma, pero minutos después se informó que se trataban de pruebas de sonido en algunos de los diez altavoces que tiene Palacio Nacional, aunque no existió ningún protocolo de Protección Civil.

El presidente Andrés Manuel López Obrador manifestó su molestia por la falsa alerta sísmica que sonó ayer en el Salón Tesorería, mientras daba su mensaje a medios, pues consideró que es un tema serio.

En medio de su tradicional conferencia mañanera de hoy preguntó qué había sucedido con la alerta de ayer, que lo llevó a interrumpir su postura en contra de un mando civil en la Guardia Nacional.  “Por cierto, lo de eso de la alarma fue…”. -Fue falsa alarma-, respondió el vocero.  “¿Fue falsa alarma?, eso no se debe de hacer eh, ¡No! es que es serio eso, no hay que hacer esas cosas”.

Con información de Milenio