Aunque algunos militantes del PRI fueron señalados de apoyar a otros partidos políticos en las pasadas elecciones concurrentes de 2018, a la fecha no hay abierto ningún procedimiento de expulsión, confirmó la presidenta del Comité Directivo Estatal, Lillian Zepahua García.

 

Lo anterior en entrevista tras la sesión ordinaria del Consejo Político Estatal del PRI, mismo que se realizó en la ciudad de Xalapa.

 

Consideró que las instancias correspondientes deberán de revisar este tema al interior del tricolor, aunque hasta el momento no se ha abierto algún procedimiento de expulsión a algún militante.

 

“Los trabajos se tendrán que llevar al interior de las comisiones; el partido es abierto y quienes quieran permanecer en él son bienvenidos. Quienes quieran renunciar se les respetará su decisión (…).

 

“Los trabajos al interior de las comisiones definirán quién se va o se queda; el trabajo principal es la afiliación y reafilación para darle continuidad al instituto político”, añadió la dirigente estatal del PRI

 

En otro tema, reconoció que existe una severa crisis económica al interior del tricolor e incluso varios comités directivos municipales permanecen cerrados.

 

Añadió  que también se vencieron los periodos de los encargados de los consejos municipales, de los seccionales y de las dirigencias municipales, por lo que continúan con el trabajo de reestructuración.

 

Añadió que algunos dirigentes municipales ni siquiera reciben recursos y se mueven por convicción, además de que hay problema de liquidez para pagar a los trabajadores.

 

“Hemos llevado al diálogo (a los trabajadores), privilegiándolos primero y todo ha sido con base en acuerdo y apertura de la dirigencia”, observó.

 

Cuestionada sobre sí el pago de prerrogativas contempladas para el partido este año permitirá cubrir los gastos que el PRI arrastra, insistió en que el tema está en revisión pues primero se tendría que realizar una renovación dentro de los comités.

Xalapa- 2019-02-2416:34:02- Jesús Ruiz/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO