A la dirigencia cameral veracruzana se le hizo bolas el engrudo en el caso del juicio político contra el Fiscal, Jorge Winckler, pues teniendo la olla para cocinar el caldo le faltaron los ingredientes que le dan sabor y no saben cómo conseguirlos, se ignora si por falta de experiencia para cocinar o ausencia del “sabor” para hacerlo. Mucho protagonismo, excesivo anuncio triunfalista engatusó al cazador, que cuando tuvo la presa a tiro no tuvo las municiones a mano para ejecutar el disparo. 19 diputados, del PAN, MC, PES, PRD, PT y PRI, se manifestaron en contra del juicio a Winckler, lo cual representa un duro revés para quienes tienen ese encargo. Ahora, a ver si tienen una nueva oportunidad para demostrar al gobernador que se sabe hacer algo más que declarar ante la prensa