Expertos del Instituto de Geofísica y Astronomía de Cuba continúan estudiando el inusual evento registrado sobre el extremo occidental de la isla, donde un meteorito se desintegró en el cielo, provocando una lluvia de rocas carbonizadas en la provincia de Pinar del Río.

Tras la explosión y la difusión de fotografías que mostraban rocas oscuras, un equipo de investigadores del Citma se desplazó al área para recuperar muestras a fin de determinar si efectivamente había sido un meteorito.

Los especialistas cubanos aseguraron que se trata de un acontecimiento de interés científico, luego de que un análisis de los fragmentos encontrados en el municipio de Viñales confirmó que se trató de un meteorito de tipo pétreo, conocido técnicamente como litito.

El Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente de Cuba confirmó en una declaración que la explosión sentida el viernes por la tarde en Pinar del Río se debió a la caída del meteorito, pero destacó que no se registraron víctimas ni daños materiales.

 

 

Con información de Vanguardia