Si no pareciera un chiste cruel, llamaría a carcajearse lo del periódico “Florece Xalapa”, editado por el ayuntamiento xalapeño a un costo de 660 mil pesos mensuales con el supuesto propósito de comunicar al cuerpo edilicio con la comunidad. Pero es una más del alcalde Hipólito Rodríguez, a quien sus regidores debieran cuestionar el oneroso e inútil gasto del recurso público. ¿Quién autorizó ese dispendio? No estaría de más una exhaustiva auditoría, que considere entre otros elementos el beneficio real de un periódico de elevado costo pero lector desconocido, además de inservible, porque ya debía haberle reportado alguna simpatía al alcalde (que no sea la de los beneficiados directos), a quien buen número de sectores de la población le cuestiona su desafortunada gestión municipal.