Místicos y Terrenales
Por Marco Antonio Aguirre Rodríguez
  • ¿La reducción de presupuesto a las instituciones es porque el titular les cae mal?

El gobierno del estado de Veracruz presentó una propuesta de modificación a su presupuesto de Egresos, y dejó sin tocar el de Ingresos, aún cuando ya tiene confirmado que éste año recibirá más recursos de la federación de los que se anotaron inicialmente. La cantidad a distribuir son 128 mil 361 millones 911 mil 179 pesos.

Tal vez no se incluyó lo que ya se vislumbra como un mayor flujo de recursos para el gobierno del estado, para no tener que distribuirlo entre las diversas dependencias y entidades dependientes del gobierno del estado, sobre todo en aquellas cuyos titulares no son del agrado del gobernador.

Por lo pronto en el apartado de “Poderes y Organismos Autónomos” se dan una serie de recortes, incluso para instituciones que tienen asignado un porcentaje del presupuesto general del gobierno del estado, como el Poder Judicial, la Fiscalía del estado y la Universidad Veracruzana.

¿Porqué se dan los recortes?.

El documento no lo expresa.

No hay absolutamente ni un criterio que sirva de guía para conocer que motiva estas bajas.

Por ejemplo, ¿el recorte se aplica a instituciones que hasta ahora no han sido útiles para la sociedad?, ¿o son para entidades cuyos titulares no son del agrado del gobernador?.

Pues parece que no es por ahí.

¿LA REDUCCIÓN DE PRESUPUESTO A LAS INSTITUCIONES ES PORQUE EL TITULAR LES CAE MAL?. Por eso es que no hay un parámetro que permita definir porque ocurren los recortes.

El Instituto Veracruzano de Acceso a la Información (IVAI) cuyos integrantes están identificados con Javier Duarte y con Miguel Ángel Yunes Linares, es uno de los organismos al que le aumentan el presupuesto.

El último de sus integrantes designado, Arturo Mariscal, entró como “comisionado interino”, por una sola razón: Fue asesor del diputado Rodrigo García Escalante, que de ser del grupo de Javier Duarte, pasó a las alianzas con Miguel Ángel Yunes.

Hasta ahora el IVAI (sus consejeros, más bien), han actuado cuidando los intereses de los gobernantes en turno. ¿Será acaso que les autorizan el incremento de presupuesto para que se mantengan en la misma línea y no se les ocurra molestar ni con el pétalo de un acuerdo a la actual administración gubernamental?.

Al IVAI le suben de 46 millones iniciales a 49. Un 6 por ciento. Pero es un gran triunfo, comparado con el resto de estas entidades.

Bueno, entonces ese no es el criterio.

En ese grupo de “Poderes y Organismos Autónomos”, está el Poder Judicial, o sea el Tribunal Superior de Justicia del Estado y demás órganos de impartición de justicia, al que le bajaron 654 millones de pesos.

En el presupuesto de egresos aprobado el año pasado tenía 2 mil 584 millones, pero en la modificación le ponen 1 mil 930 millones. Un 25 por ciento menos.

Según la Constitución del estado de Veracruz, en su artículo 60 anota que “el presupuesto asignado al Poder Judicial podrá ser mayor pero no menor al dos por ciento del total del presupuesto general del Estado”.

El 2% de del presupuesto total para este 2019 son 2mil 567 millones 238 mil 223 pesos.

Entonces, el seguimiento de lo que marca la Constitución, tampoco parece ser un criterio para la redefinición del presupuesto del gobierno del estado.

Aunque tal vez si podría ser un criterio para la redistribución del gasto público el pasarse por el arco del triunfo la Constitución, porque tampoco la acatan en el caso de la Fiscalía del estado, a la cual la Carta máxima del estado le otorga por lo menos el 1.5% del presupuesto anual, de acuerdo con el articulo 67.

La conversión conforme a éste porcentaje da 1 mil 925 millones 428 mil 667 pesos.

A la Fiscalía originalmente le otorgaron 2 mil 45. Igual que al Tribunal le marcaron una cantidad superior al porcentaje correspondiente. Ahora la reducción que le hacen es de 491 millones, al dejarle 1 mil 554 millones. Le tumban un 24 por ciento.

Violentar la Constitución no puede ser una norma oficial, porque ningún gobierno constituido puede sustentarse en eso.

¿CUÁLES SON LOS CRITERIOS PARA LOS REAJUSTES?. Así que, el Gobernador Cuitláhuac García debe darle un más que fuerte jalón de orejas a quien propuso y a quien autorizó hacer estas reducciones presupuestales que pueden llevar a una controversia constitucional, que –de entrada- es más que probable que pierda el gobierno del estado, en caso de hacerse.

¿A poco nadie tuvo siquiera la intención de revisar lo señalado para estos organismos?. Eso sería malo, muy malo.

Pero lo que sería terrible es que se viole la Constitución a sabiendas.

Aunque también puede ser una toma de posición para reajustarle el presupuesto a estos entes.

Tomando como base el TSJEV y la Fiscalía, con cuyos titulares el Gobernador Cuitláhuac García no tiene muy buena relación, podría ser que ese fuera un criterio.

Pero está el caso de la Universidad Veracruzana, a la cual le redujeron 1 mil 46 millones, la mayor cantidad dentro de todo el reajuste presupuestal. Un 17 por ciento de su monto original.

¿Acaso el Gobernador tiene mala relación con la Rectora Sara Ladrón de Guevara?.

No parece ser.

¿Entonces porque le bajaron tanto?.

La Constitución marca en su artículo 10 que a la Máxima Casa de Estudios del estado le debe corresponder un cuatro por ciento del presupuesto total del gobierno del estado.

Pero también está el Decreto 350 que menciona que el incremento debe ser gradual y por lo mismo para éste año se le había calculado el 3.2% del total del presupuesto.

Entonces, ¿cuáles son los criterios para el reajuste?.

Sería más que conveniente que los diputados le pidan al Secretario de Finanzas, José Luis Lima Franco, que comparezca y se los explique.

Aunque a lo mejor también les convendría llamar a Eleazar Guerrero, el subsecretario de Finanzas y Administración, a quien le atribuyen haber hecho éstas reducciones.

¿Quién de los dos es el responsable de haber marcado montos que violentan la Constitución para estos tres entes?.

CUITLÁHUAC GARCÍA: EL GRAN RETO, SER EL DEFENSOR DE LA CONSTITUCIÓN DE VERACRUZ. Cuando se hicieron las propuestas de autonomía presupuestal para la Universidad Veracruzana, el Poder Judicial y la Fiscalía, fue con la visión de posibles desavenencias futuras con el gobernador, sin saber aún que hoy estaría Cuitláhuac García como jefe del Ejecutivo Estatal.

Por eso, y no por simpatía con los titulares, es que se debe respetar la Constitución.

Cuitláhuac García está ante la oportunidad de consolidar instituciones y de mostrarse como dispuesto a fortalecer la Constitución, como su gran defensor, para que nunca más sea transgredida.

Y esto, no es un reto menor.

Cuitláhuac García tiene la oportunidad de convertirse en el gran místico que consolide instituciones en Veracruz.

O puede dejarla pasar y ver como su gran oportunidad de quedar bien parado en la historia se le va como arena de mar entre los dedos abiertos, dejando sólo unos granos que recuerdan lo que hubo y no se supo mantener.

Los terrenales –y también los místicos– estamos esperando a que las cosas cambien.

Para bien.

OTRAS REDUCCIONES Y AMPLIACIONES PRESUPUESTALES A “ORGANISMOS AUTÓNOMOS”. Al Organismo Público Local Electoral le rebajan el presupuesto de 612 millones a 551. Les tumban 61 millones de pesos; el 10 por ciento de lo que les asignaron originalmente.

El OPLE ha sido hasta ahora un ente que ha ido más con la corriente política, llevado por sus consejeros que no desean abandonar las aguas del presupuesto. No llegaron al órgano por vocación democrática y no han demostrado quererlo llevar hacia allá.

El Tribunal Electoral del Estado también ve como cae su presupuesto, de 100 millones a 85. Un 15 por ciento es la disminución.

También sufre una rebaja el Tribunal Estatal de Justicia Administrativa, que tenía proyecto 93 millones y al que le dejan 67; es decir 26 millones. Un 28 por ciento de lo que tenía asignado.

En cambio al Poder Legislativo le dejan el mismo presupuesto de 776 millones.

El año pasado tuvo una asignación de 732 millones que manejo discrecionalmente la bancada del PAN. Es decir a la Cámara de Diputados le mantiene un incremento de más del 6 por ciento. Superior a la inflación, pero también inferior al crecimiento que tuvo el presupuesto general del estado.

Por cierto, ¿quién fue el diputado que dijo que se iban a acabar los privilegios para los directivos del Congreso del Estado?.

Otro ente que tiene un incremento sustancial es la Comisión Estatal de Derechos Humanos, después de que Namiko Matzumoto estuvo plegada primero a Javier Duarte y luego a Miguel Ángel Yunes. Le aumentan más de 12 millones de pesos, para quedar en 64 después de estar en 52. Un 23 por ciento de aumento.

¿Porqué le dan ese incremento?.

Al Órgano de Fiscalización Superior, con su actuar sesgado, también le bajan la proyección presupuestal, de 205 millones a 184. Un 10 por ciento de reducción.

La Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas, le dan un incremento mínimo, de apenas 429 mil pesos.

Los cambios que trae el proyecto de presupuesto son muchos más.

Pero estos sirven para dar una muestra de cómo vienen los demás.

Si usted quiere ver el presupuesto inicial y la propuesta de modificación recién enviada para los “Poderes y Organismos Autónomos”, están en

https://misticosyterrenales.blogspot.com/2019/02/propuesta-inicial-y-de-presupuesto.html