Al menos en lo que corresponde al Poder Legislativo eso de la austeridad debe ser considerado como un cuento fabuloso porque los diputados perciben ingresos mayores que el Jefe del Poder Ejecutivo, Cuitláhuac García. Es posible argüir que se trata de otro Poder, sin duda así es, pero en el Congreso local Morena hace mayoría y no demuestra solidaridad con la campaña emprendida por quien los hizo diputados, o sea, López Obrador, porque sin él en este momento estarían en sus respectivos lugares de origen deshojando la margarita. En cambio, en el Poder Judicial, integrado por elementos ajenos a la política militante, cuyo trabajo es apartidista, se pusieron la camiseta de la austeridad en testimonio de solidaridad con Cuitláhuac. ¿Cuál congruencia?