Cuando la autoridad cerca a la delincuencia en su economía, ésta busca opciones para financiar sus operaciones y es cuando el ciudadano percibe que al disminuir un delito repuntan otros, afirmó Arturo Mattiello Canales, presidente de la Asociación Nacional de Consejos de Participación Cívica.

Explicó que desde hace una década se observa esa tendencia en el comportamiento delincuencial. Al mermarle el gobierno sus ingresos económicos se disparan otros delitos de los que las bandas obtienen recursos para financiar sus operaciones.

“Cuando la delincuencia no tiene los recursos financieros que necesita de una actividad específica porque se bloquea esa actividad, lo que hace es incrementar su actividad en otras fuentes de recursos. Es lógico además suponer que si deja de tener ingresos por el huachicol, va a buscar obtener más ingresos a través de secuestros, cobro de piso, extorsiones, préstamos de los llamados gota a gota, trata de personas.

“La delincuencia no va a dejar de obtener recursos financieros, va a buscar la forma de tapar el hueco financiero que se les ocasiona porque se les bloqueó la posibilidad de seguir robando hidrocarburos”, subrayó Mattiello Canales.

Resaltó que nunca dejará de haber delincuencia en México ni en el resto del mundo, pero cada país debe tomar sus medidas no sólo reactivas sino fundamentalmente, preventivas. Ante eso la salida es reducir el panorama a su mínima expresión.

Para eso debe aliarse con la sociedad civil para delinear acciones preventivas, no estrictamente policiacas, sino coordinar la parte civil con la policiaca.

Lo que urge es implementar medidas uniformes en todas partes para hacer menos riesgosas a las distintas regiones. Se debe reducir la delincuencia a su mínima expresión y que los actores políticos tengan la capacidad de ver más allá de sus preferencias políticas y partidistas para aplicar la ley y medidas preventivas, dijo Mattiello.

“Definitivamente, la mejor forma que puede existir en este momento es la de conjuntar las acciones del gobierno con la sociedad civil para efecto de entre todos combatir el problema que estamos teniendo. Si no, no sólo no se va a detener, sino que va a aumentar, y los homicidios, secuestros, levantones, extorsiones, cobros de piso, cobros de derechos, esto va a seguir aumentando”, advirtió.

En tanto, dijo que la sociedad mexicana está condenada a seguir sufriendo el embate delictivo en el corto y mediano plazo, hasta que la economía se corrija y hasta que los factores de la producción económica trabajen de manera armónica y la delincuencia se reduzca a una expresión mínima.

HeladioCastro/ Agencias/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO