Petróleos Mexicanos (Pemex) se prepara para recibir la tan ansiada capitalización de parte del gobierno federal, misma que recibiría a plazos durante cuatro meses.

De acuerdo con fuentes de la empresa productiva del Estado, quienes solicitaron el anonimato, las áreas de financiamiento y tesorería de la petrolera trabajan actualmente en el plan de recepción de los recursos, que tienen como objetivo aliviar parcialmente las fuertes presiones financieras a las que está sujeta.

El martes pasado, el presidente Andrés Manuel López Obrador adelantó que próximamente anunciará medidas extraordinarias de apoyo a Petróleos Mexicanos (Pemex).

“Le vamos a quitar carga fiscal a Pemex como nunca ha sucedido. Esto va a significar menos recursos para el Gobierno, pero estamos seguros que vamos a suplir esa falta de ingresos”, dijo López Obrador en su conferencia matutina.

El mandatario explicó que estas reducciones, que se anunciarán a finales de esta semana o principios de la siguiente, buscarán que la petrolera cuente con más recursos económicos.

“Vamos a dejarle (a Pemex) recursos suficientes para que podamos recuperar la producción petrolera y fortalecerla”, apuntó.

Al respecto, Edwin Gutiérrez, un administrador de dinero de Aberdeen Standard Investments en Londres, dijo que “el mercado está buscando un gran número (…) 10 mil millones de dólares son las necesidades financieras de este año. Necesita una definición sobre cómo se obtendrá”.

“El esquema consiste en que recibirán mensualmente una parte de la capitalización hasta mayo”, detalló una de las fuentes. “El dinero además no se recibirá en dólares sino en pesos”.

Aunque no detallaron el monto, sugirieron que la cantidad total a recibirse durante el periodo señalado sería superior a los mil 500 millones de dólares.

“No sabemos exactamente cuándo se va a llevar cabo la capitalización o si se va a hacer finalmente, lo que tenemos es que se ha solicitado ya un plan para recibir los recursos”, añadió una de las fuentes.

A raíz de la reducción de la calificación crediticia de Pemex en dos escalones por parte de Fitch Ratings, el gobierno federal se encuentra bajo mayor presión para auxiliar a la petrolera y evitar un mayor daño a sus finanzas.

Desde enero, varios analistas e inversores anticipaban una capitalización a la empresa por parte de la Secretaría de Hacienda, sin embargo, hasta ahora solamente se ha anunciado un nuevo esquema fiscal que pretende reducirle la carga tributaria.

“La decisión ya está tomada: fortalecer a Pemex, rescatar a Pemex, darle solvencia a una empresa muy productiva que por malos manejos en pasadas administraciones y sobre todo por quitarle todos sus ingresos por impuestos elevados dejaron a Pemex en la situación en la que se encuentra”, señaló.

Sobre la información publicada por El Financiero en la que se señaló que la administración de López Obrador prepara una inyección de capital de mil 500 millones de dólares en la petrolera, el mandatario dijo que el monto aún se está valorando.

El presidente aseguró que la cantidad final será determinada en las reuniones que mantendrán Pemex y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

López Obrador señaló que el plan de fortalecimiento para Pemex se presentará la próxima semana y que incluirá una reducción de la carga fiscal para la petrolera, “para que tenga más recursos”.

El plan del Gobierno para fortalecer a Pemex se publicará después de que el mes pasado la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) informara sobre una serie de acciones enfocadas a aligerar la carga tributaria de Pemex a través de un nuevo régimen fiscal.

El anuncio fue de Hacienda fue seguido por la baja de dos escalones en la calificación de la deuda de Pemex por parte de Fitch, que en enero pasó de ‘BBB+’ a ‘BBB-‘ y la dejó al borde de perder el grado de inversión.

Con información de Elfinanciero