Redacción.- De acuerdo con un informe de la consultora McKinsey, la reducción de la brecha de género en el país tiene el potencial de impulsar un 70% el Producto Interno Bruto (PIB). México tiene la segunda menor participación de mujeres en la fuerza laboral de la OCDE, detrás de Turquía, y sólo 4 de cada 10 mexicanas tienen un empleo fuera del hogar.

Según el estudio, en el sector corporativo, las mujeres ocupan casi el 40% de los puestos a nivel de entrada, pero sólo el 10% de los puestos ejecutivos. Datos de la consultora indican que tener más mujeres gerentes podría generar un margen de utilidad un 55% más alto, con base en experiencias de 300 empresas en 10 países entre 2007 y 2009, publicó “Milenio”.