Una llamada de violencia doméstica en la ciudad de Rhome, a unas 20 millas al norte de Fort Worth, alertó a las autoridades para llegar al lugar sin imaginarse lo que iban a encontrar, en donde oficiales del alguacil del condado de Wise descubrieron a cuatro niños desnutridos, en “condiciones deplorables”, incluidos dos pequeños encerrados en una pequeña jaula para perro y con candado en una casa en el noreste de Texas.

Un vocero de la oficial del alguacil del condado Henderson, dijo que dos de los niños, de 3 y 1 año, estaban adentro de la vivienda presuntamente desnutridos mientras que otros dos menores, de 4 y 5 años, estaban en una jaula dentro de un granero que medía 3 por 3 pies, entre orines y heces fecales.

Las autoridades no describieron el estado de los niños, excepto que estaban desnutridos. Los pequeños fueron llevados a un hospital para ser evaluados.

Agregó que los padres de los niños estaban en casa y que habían estado peleando. El hombre tenía cortes en la cara.

Los padres fueron identificados como Andrew Joseph Fabela y Paige Harkins, ambos de 24 años. Fueron arrestados y enfrentan cargos criminales por presunta negligencia y poner en peligro a un menor.
Con información de Zócalo