La muerte del Teniente Mariano Rodríguez Pérez, director de la dirección municipal de seguridad pública en San Juan Evangelista, no es la única tragedia que se haya registrado en los últimos meses en este distrito electoral.

Junto a Mariano Rodríguez, quien dejara las filas de la Policía Naval de Acayucan para enlistarse en la de la Policía de San Juan Evangelista en diciembre del 2017, y tomar posesión como director el primero de enero del 2018; fue asesinado el 30 de noviembre del año pasado, en Oluta, Francisco Javier Melo Hernández, director de la Policía Municipal de Oluta, junto con uno de sus escoltas.

Francisco Javier Melo, fue sorprendido en la cabecera municipal por un comando armado que lo atacó, tras previas amenazas difundidas en mensajería telefónica.

El 15 de noviembre del 2018, el segundo comandante de la Policía Municipal de Jaltipan, Florentino Morales San Juan, fue encontrado ejecutado con un narco mensaje, a horas de haber sido privado de la libertad y el gobierno municipal haya denunciado su secuestro.

En Marzo del 2018, el subdelegado de la Secretaria de seguridad pública del Estado adscrito a Juan Rodríguez Clara, Gregorio Agustín Cruz, fue asesinado en un camino vecinal de José Azueta, en un enfrentamiento con presuntos huachicoleros.

En otras zonas del Estado, también se han registrado homicidios de policías en cumplimiento de su deber, principalmente de la Fuerza civil.

En mayo del 2018, en la autopista Cosoleacaque-La Tinaja, a la altura del municipio de Cosoleacaque, fue localizado el cadáver de Reyes Abdrés Izquierdo Velásquez, titular del área jurídica de la coordinación Jalisco de la Policía Federal, quien previamente había sido secuestrado en Coatzacoalcos y ultimado posteriormente.

El 20 de diciembre pasado, un policía de la FC, murió al tratar de evitar el robo de un cajero, en Medellín de Bravo.

Staff Imagen del Golfo/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO