Línea Caliente

Por Edgar Hernández*

¡Luis Hernández Palacios y Elías Moreno Brizuela asoman desde México!

A escasos cien días del gobierno fallido de Cuitláhuac García en donde la ingobernabilidad es manifiesta, la Federación se apresta al auxilio reemplazando piezas claves de la estructura de poder.

Una de ellas, la Secretaría de Gobierno –la segunda pieza más importante después del gobernador- que encabeza el hoy ya sometido Eric Cisneros, quien a la vuelta de 16 semanas de un ejercicio arbitrario de poder, ha llevado al caos a Veracruz, polarizando a grupos, sectores productivos y entes de poder.

El diferendo con la iglesia fue lo que derramó el vaso y encendió los focos rojos del gobierno de López Obrador.

Así, ya mismo en el escenario nacional asoman dos personajes, cercanos –muy cercanos- a Andrés Manuel López Obrador. Uno, Luis Hernández Palacios, el otro Elias Moreno Brizuela.

El primero, miembro del gabinete ampliado –es el actual Procurador Agrario- despunta por su experiencia, capacidad de negociación, por haber vivido buena parte de su vida en Veracruz y por haber sabido combinar, con inteligencia y sensibilidad, la cultura con la política.

Luis, es un hombre cortés, formado en las filas del gutierrezbarrismo y que hoy a la distancia observa la escalada de ingobernabilidad en la que ha entrado la tierra que tanto ama y en donde producto de la violencia e inseguridad, ha tenido incluso llorar por su gente querida.

De Hernández Palacios Mirón –su segundo nombre es Rafael- se puede decir que es licenciado en Derecho de la Universidad Veracruzana, graduado con mención honorífica.

Realizó estudios de Maestría en Sociología en el Centro de Estudios Socioeconómicos, Escuela de Economía de la Universidad de Chile y Estudios de Doctorado en Ciencias Sociales en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.

Es Investigador asociado en el Centro de Estudios Socioeconómicos, Escuela de Economía, Universidad de Chile, profesor de tiempo completo, por oposición, de la Escuela Nacional de Antropología e Historia y  profesor de tiempo completo, por oposición, del Departamento de Sociología UAM-Iztapalapa.

Ha sido también académico de las Facultades de Derecho, Economía, Ciencias Políticas y Sociales, de la UNAM, Consultor Externo de la CEPAL, Naciones Unidas, Sede México y Cooperante de la Agencia Canadiense de Desarrollo Internacional, sede Lima, Perú.

Ha sido Profesor además invitado en el Departament of Economics University of California, Berkeley, California.  Institute for Studies in Education. University of Toronto, Canadá; Posgrado Centroamericano de Economía y Desarrollo, Tegucigalpa, Honduras.

Impecable curricula cultural que bien caería al improvisado y poco preparado equipo de trabajo de Cuitláhuac en donde la mayoría de su gabinete se graduó de último minuto en escuelas “patito” o compraron en Santo Domingo, en la ciudad de México, títulos apócrifos.

Los principales cargos de Hernández Palacios en el Servicio Público han sido:

Presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Veracruz;   Presidente del Consejo Tutelar para Menores Infractores en el Distrito Federal, Secretaría de Gobernación; Director General de Quejas y Denuncias, PGR; Contralor Interno de la Secretaría de Gobernación;  Coordinador Jurídico y de Control de Inmigración del Instituto Nacional de Migración y Coordinador General de Delegaciones de la Procuraduría Agraria.

Se ha desempeñado además como Magistrado Unitario Supernumerario del Tribunal Superior Agrario, a partir del 26 de agosto de 1998. Coordinador de Asesores y Visitador de la Procuraduría Agraria.

Ha sido además autor de diversos libros y estudios sobre México y América Latina. Actualmente se desempeña como Procurador Agrario.

El otro que está, como diría el Peje, en la caja de bateo, es Elías Miguel Moreno Brizuela, un político forjado en la rudeza de la lucha electoral, hombre sensible, progresista, de izquierda, defensor de las causas sociales y profundo respetuoso de la libertad de prensa.

Elías es muy querido y respetado en Veracruz y aunque es de Catemaco nunca se ha aplicado en la brujería electoral. Ya fue candidato a gobernador.

Es un sesentón –Luis setentón, ambos a tono con el Peje-  cardiólogo y político de una vida; ex miembro del PRD, ya fue Diputado Federal en 1994.

Ha sido además hasta el pasado reciente, Senador de la República, 2000-2006, y se ha desempeñado asimismo como Oficial Mayor del Comité Ejecutivo Nacional del PRD, partido al que renunció para incorporarse a Morena

A inicios de 2007 fue designado Secretario de Protección Civil por el Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard y en el año 2012, fue nombrado Jefe de la Oficina del Jefe de Gobierno del Distrito Federal por Miguel Ángel Mancera.

Siempre cercano a Andrés Manuel López Obrador, en tiempos recientes sufrió un grave accidente carretero, acaso sospechoso, del cual se recuperó para que en la víspera de este arranque del nuevo gobierno federal haya quedado de manera transitoria en la cabeza del “Frente por la Cuarta Transformación”.

Esa transición de Moreno Brizuela ha sido observada por el gobierno de Veracruz. Lo miran con recelo, particularmente de parte del equipo de Eric Cisneros presuntamente responsable de mensajes amenazadores a este político que en cualquier momento podría arribar a esta antesala de la gubernatura.

En esa pasarela política pues –como lo es parte del ejercicio del poder y la charla de café de todos los días en Veracruz- se mueven estos dos personajes y un caballo negro que desde el poder legislativo ya levantó el dedo.

Se acercan días de decisiones que vienen desde el centro ¡Vaya pena… ajena por Cuitláhuac!

Tiempo al tiempo.

*Premio Nacional de Periodismo