La Federación no envió más elementos federales a Veracruz ya que la estrategia de combate a la inseguridad está funcionando y la entidad no se encuentra en las zonas más conflictivas.

“No estamos en la zona de mayor conflictividad nacional según los datos de nuestro órgano de seguridad”, declaró en entrevista el delegado federal en Veracruz, Manuel Huerta Ladrón de Guevara.

Cabe recordar que la entidad no fue incluida en el despliegue de más de 10 mil elementos federales en 17 regiones violentas.

Según el titular de Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, dicho reforzamiento se implementó para las regiones que concentran el 35 por ciento de los homicidios, destacando que no hay ninguna veracruzana.

Huerta Ladrón de Guevara opinó que el programa “Unidos para la Construcción de la Paz” está dando resultados al coordinar fuerzas estatales, municipales y federales.

Dijo que aunque no puede hablar por las Juntas de Coordinación por la Paz pero que sí está al tanto de las estadísticas regionales y del trabajo que se está realizando entre los diferentes órdenes de gobierno.

Huerta Ladrón de Guevara recordó que apenas llevan dos meses en el gobierno y no se deben dejar de lado las circunstancias económicas y de inseguridad que recibieron de las administraciones anteriores.

Dijo que por esta razón el Presidente de la República busca que se concluyan los censos y se entreguen cuanto antes los apoyos de los programas sociales que se implementarán, situación que incluso le reclamó públicamente.

“La circunstancia económica, la pobreza endémica de nuestro pueblo, el abandono al campo, a los jóvenes, fue brutal. Por eso el Presidente anda muy acelerado queriendo que intensifiquemos la entrega de los apoyos sociales y la inclusión productiva.

“Los medios fueron testigos del reclamo que hizo el Presidente para acelerar los censos (…), en 15 días esperamos concluirlos en Veracruz al parejo de la orden nacional”, refirió.

El delegado detalló que habrá apoyos sociales para adultos mayores, becas para jóvenes y niños, mismos que se enfocarán en las zonas prioritarias o más necesitadas.

Consideró que de esta manera se podría evitar una escalada en la violencia, pues programas como “Sembrando Vida” podrían aplicarse en los 212 municipios veracruzanos.

“Hay que ir a las causas de los problemas y no a los efectos del problema; para atender los efectos del problema se sigue trabajando”, indicó.

Jesús Ruiz/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO