El índice de referencia rompió con la sequía de 5 meses de pérdidas, al reportar en el primer mes del año un alza de 5.64%. De esta manera, la Bolsa consolidó no sólo su mejor enero de los últimos 13 años, sino que también registró el primer mes con balance positivo desde julio de 2018.

Esta ganancia ocurre después de haber cerrado en diciembre su peor trimestre en más de 17 años, mientras que el peso mexicano sumó un nuevo mes de ganancias ante el débil desempeño del dólar y acumula una apreciación mensual del 2.73%.