Redacción.- Según la agencia de noticias Bloomberg, los cargamentos de crudo en enero alcanzaron un millón 450 mil barriles por día.

La demanda de petróleo mexicano aumentó como consecuencia de las sanciones que Estados Unidos impuso contra Venezuela y por los recortes en la producción de los países de la OPEP. En el primer mes del año, los envíos tuvieron el mayor volumen mensual desde febrero de 2018.