Xalapa, Ver. 1 de febrero 2019/Redacción por Sociedad 3.0

 

La Guardia Civil de España detuvo a un individuo de unos 40 años, en una localidad valenciana de la Ribera, acusado de violar repetidamente durante varios meses a su sobrina de 13 años.

Tras producirse el arresto, la familia del detenido intentó quemar viva a la pequeña rociándola con gasolina, según informa el diario Levante-EMV.

Vivienda donde ocurrieron los hechos

La familia del detenido, hermano del padre de la víctima y con antecedentes penales, acudió al domicilio de la joven con garrafas de gasolina y dispuestos a prenderle fuego.

La niña logró escapar por el tejado de la vivienda hasta que llegó la Guardia Civil.

En ese momento, los servicios sociales municipales se activaron de urgencia para poder ofrecer una salida a la joven amenazada, que se encuentra en un piso de acogida en la actualidad.

La policía puso en marcha un despliegue para vigilar a la pequeña mientras permanece oculta.

El detenido declara este mismo jueves, según informó laSexta.

 

Con información de Excelsior