Los Ángeles- 2019-02-1210:18:50- Agencias

 

Si hay algo que dio de qué hablar durante la ceremonia número 61 del Grammy fue la presencia inesperada de Michelle Obama.

 

La ex Primera Dama de Estados Unidos fue una de las presentadoras de la noche y con su aparición en el escenario revolucionó toda la velada.

 

Y es que después de que Alicia Keys (anfitriona principal) diera la bienvenida al público al inicio de la ceremonia, la esposa de Barack Obama apareció junto a Jennifer Lopez, Jada Pinkett Smith y Lady Gaga.

 

Primero hablaron sus compañeras de escenario, y de hecho, Michelle fue la última en decir un discurso, pero en cuanto empezó a hablar fue interrumpida por una fuerte ovación (consistente en gritos y aplausos) que no la dejaron continuar.

 

De hecho, llegó un momento en que tuvo que acallar al público con un “Tenemos un show que dar“.

 

Cuando por fin regresó la calma y el silencio, Michelle Obama dijo lo que había venido a decir al Staples Center de Los Ángeles, donde se llevó a cabo la ceremonia .

 

 

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO