Felicitamos a la diputada María Esther López Callejas, del Distrito XIII. Emiliano Zapata y del Grupo Legislativo Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), quien presentó el martes 29 de Enero del 2019, un Anteproyecto con Punto de Acuerdo por el que solicita al Gobierno Federal, revise las concesiones mineras otorgadas para explotar el suelo veracruzano y de encontrar irregularidades, ordene su cancelación.

Recientemente, pudimos ver en diversos medios de comunicación la tragedia que vivieron los habitantes del Estado de Minas Gerais tras la ruptura y colapso de una represa de la mina de Vale SA. Esta ruptura ocasionó un escurrimiento de lodo rojizo y reportaban que, en algunas zonas, el lodo tenía hasta 8 metros de profundidad. Estaremos esperando los análisis de especialistas para corroborar si estos lodos tienen materiales tóxicos. Lo más terrible, es que este accidente se presenta tan solo tres años después de que una tragedia similar provocara la mayor catástrofe ambiental de Brasil, también en la región de Minas Gerais y Espíritu Santo y también por rupturas de presas y deslaves de lodos tóxicos de la minería metálica.

Las substancias químicas que se usan en algunos procesos de la minería de metales son altamente tóxicas (como por ejemplo el cianuro en caso de minería de oro), y con este tipo de accidentes (ruptura de piletas, represas que almacenan residuos con tóxicos) se tienen impactos catastróficos e irreversible en la salud humana, en el medio ambiente y en los medios y estrategias de vida de la población. Los efectos sobre la salud de este tipo de accidentes pueden durar meses o años o para toda la vida, y van desde el riesgo de padecer cáncer, problemas reproductivos, hipertiroidismo, o daños permanentes en el sistema nervioso. Las actividades productivas y medios de vida de la población se ven seriamente afectadas, si no que completamente destruidos.

La redacción de IAGUA 2019, difundió la Resolución del Parlamento Europeo del 5 de mayo de 2010, en donde prohíben el uso de las tecnologías mineras a base de cianuro en la Unión Europea. Esta resolución señala que al “Considerando que en los últimos 25 años se han registrado más de 30 accidentes importantes relacionados con el vertido de cianuro, en particular hace 10 años, cuando se vertieron más de 100 000 metros cúbicos de agua contaminada con cianuro desde el embalse de una mina de oro al sistema fluvial Tisza-Danubio, lo que causó el mayor desastre ecológico de esa época en la Europa Central, y que no existe ninguna garantía real de que no se vuelva a producir un accidente semejante, especialmente teniendo en cuenta el incremento de las condiciones meteorológicas extremas, por ejemplo, fuertes y frecuentes precipitaciones, como se prevé en el Cuarto Informe de Evaluación del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático.

Esta resolución fue muy enfática, solicitando a todos los Estados Miembros de la UE que no den ningún apoyo de forma directa o indirecta, a ningún proyecto minero, especialmente a las que usan tecnologías a base de cianuro.

Señalan que “el uso de cianuro en minería crea poco empleo y solo por un periodo de entre ocho y dieciséis años, pero puede provocar enormes daños ecológicos, que por lo general, no son reparados por las empresas explotadoras responsables, que suelen desaparecer o declararse en quiebra, sino por el Estado correspondiente, es decir, por los contribuyentes. Y Considerando que las empresas explotadoras no cuentan con seguros a largo plazo que cubran los costos en caso de accidente o funcionamiento defectuoso en el futuro”

Estos 30 accidentes relacionados con minería que utiliza metales tóxicos en sus procesos se han registrado desde 1980 en Finlandia, Rumanía, Estados Unidos, Guyana, Nueva Guinea, Ghana, Laos, Filipinas, Tanzania, Australia, Kyrgyzstan, Panamá, Brasil, Nicaragua, Honduras, Perú, y México (Sonora).(IAgua, 2019)

¿Qué necesitamos en México y en Veracruz para darnos cuenta del gran riesgo que se corre al instalar este tipo de proyectos? ¿Cuántos accidentes más se necesitan para que las autoridades estatales y federales sean mucho más contundentes y de una vez por todas tomen las decisiones necesarias para no permitir la instalación de este tipo de proyectos en nuestro país y en este caso en el Estado de Veracruz? ¿De verdad creen que solamente en Veracruz no habrá este tipo de accidentes, de instalarse este tipo de proyectos?

Ojalá que la iniciativa de la Diputada permita que las autoridades federales actúen en consecuencia en beneficio del bienestar de la población que habita en los territorios que se están viendo seriamente afectados por la potencial instalación de este tipo de proyectos mineros en Veracruz (que pretenden usar metales tóxicos como el cianuro). Tal es el caso de las Minas de Oro a Cielo abierto que se quieren instalar en Alto Lucero, Actopan y que desde hace varios años llevan un amplio programa de exploración y perforación que ya está afectando al medio ambiente y a la población local.

La población local, las organizaciones de pueblos, y diversas organizaciones de la sociedad civil, academia y el Gobierno del Estado nos hemos manifestado en numerosas ocasiones y ofreciendo todos los argumentos técnicos necesarios para establecer muy clara nuestra postura: No queremos proyectos de minería tóxica en el Estado de Veracruz. No le conviene ni a la población, ni a los gobiernos tener este tipo de proyectos que tienen serías afectaciones y que una vez que terminan y se van, dejan una carga ambiental y social que nadie puede cubrir. Y cómo bien muestran los diversos ejemplos en el Mundo y lo especifican claramente en la Resolución del Parlamento Europeo…”las empresas que hacen minería metálica y que usan compuestos tóxicos normalmente suelen desaparecer o declararse en quiebra, no cuentan con seguros a largo plazo que cubran los costos en caso de accidente o funcionamiento defectuoso en el futuro”. ¿Y adivinen quién termina pagando todo el pasivo ambiental y social?: el Estado y todos los contribuyentes.