“No somos iguales” dice el presidente López Obrador para referir que en su gobierno no se repetirán los moldes del antiguo régimen, sin embargo, el video de promoción turística editado por su gobierno viene ilustrado incluyendo imagen del partido Morena. Aunque ya dio instrucciones para deshacer ese entuerto de cualquier manera refleja los vicios de la vieja escuela clientelar, “eso no corresponde a un gobierno democrático” dijo López Obrador. Y no terminaba su alocución democrática cuando vino la pregunta sobre la reserva por cinco años de información respecto del accidente aéreo en Puebla en el cual murieron cinco personas, la gobernadora y el senador, su esposo. AMLO tuvo que enderezar ese asunto, ordenando dar a conocer detalles de la comunicación entre la torre de control y los pilotos. Ese tipo de detalles producen la impresión de que el presidente parece clamar en el desierto cuando insiste en una nueva moral en el servicio público, cosa que no todos sus colaboradores entienden