Desde el Café
Por Bernardo Gutiérrez Parra

Son catorce las organizaciones que aspiran a ser partidos políticos en Veracruz. Un número muy grande para los 5 millones 800 mil votantes que tiene el padrón estatal y más si se agregan los ocho partidos ya registrados.

Felizmente no todas lograrán su registro y qué bueno. No imagino el mapa electoral de la entidad con 22 partidos políticos. Algunas organizaciones se quedarán en el intento y otras morirán de inanición si no alcanzan el número de sufragios exigidos en las elecciones intermedias del 2021.

Con excepción de “Podemos”, ninguna de las trece restantes tiene seguro el registro. Y es que ninguna lleva el avance de esta organización capitaneada por Francisco Garrido, Gonzalo Morgado, Michelle Servín, Juan Herrera, Francisco Castañeda, Lisandra González y Luis Sardiñas entre otros. Políticos de experiencia en su gran mayoría que comenzaron desde el año anterior con este proyecto y suman adherentes en gran parte de los 212 municipios.

Este martes, en entrevista con un grupo de periodistas, Francisco Garrido manifestó su confianza en que aparte de alcanzar el registro, “Podemos” obtendrá el 10 por ciento de sufragios en las próximas elecciones, muy por encima del 2 por ciento que exigen las autoridades electorales.

¿De derecha o de izquierda? “Del centro. Somos una organización decepcionada del trabajo que ha hecho la derecha no sólo en Veracruz sino en el país. Ya tuvieron su oportunidad y no pudieron. Y con la izquierda no tenemos afinidad política. ‘Podemos’ es una propuesta con un programa propio, con pensamiento propio, pero abierta a las ideas de todos los grupos y personas que quieran el bien para Veracruz” dijo Paco Garrido.

El ex legislador local dijo que “Podemos” no será un partido más en el panorama político de Veracruz, sino que atraerán para su causa a personas desilusionadas de los partidos tradicionales que no han podido resolver los enormes problemas que tiene la entidad y buscan nuevas alternativas.

En cuanto a los candidatos para las elecciones intermedias e incluso para el 2024 no quiso adelantar nada.

“Vamos paso a paso; primero a lograr el registro y luego lo demás”.

Lo que sí dijo es que quienes integren el Comité Directivo Estatal del partido no podrán aspirar a posiciones plurinominales.

Bien conformada y con bases sólidas, la organización “Podemos” se perfila como una opción fresca y novedosa para un Veracruz hastiado de las mismas promesas y decepcionantes respuestas.

Si en el PRI vieran para abajo…     

…Se darían cuenta que hay personas de valía que no sólo son militantes, sino que aman al tricolor a pesar de los pesares.

Este lunes durante los honores a la bandera en la explanada del PRI estatal, el joven Enrique Mendoza, presidente del Instituto de Formación Política ‘Jesús Reyes Heroles’ pronunció unas palabras que no tienen desperdicio y de las cuales extraigo estos párrafos:

“Pienso que en la vida sólo hay dos clases de hombres: los que tienen convicción y los que no la tienen. Dos clases de hombres nada más; los que saben morir de pie y los que prefieren vivir de rodillas pero en una larga, vergonzosa y cobarde sumisión.

“Presidir el Instituto de Formación Política ‘Jesús Reyes Heroles’ es un honor y la reafirmación de mi militancia. No me imagino el momento en que el PRI se convierta en un partido quieto, inerte, sin mística de trabajo y cuya única finalidad sea estar pendiente de actos electorales.

“Aspiro desde este espacio a formar una militancia espontánea, inteligente y razonada. Buscar a quienes van a un acto del partido no porque los lleven, sino porque nuestra razón la han hecho suya y porque nuestra mística los ha sacudido.

“En la medida en que nos empeñemos en sostener como candidatos a personas que ni aman, ni sienten ni comprenden al PRI, la culpa de las futuras equivocaciones será nuestra y no de aquellos que nunca se han identificado con nuestras causas.

“Insisto, sin militancia no hay partido.

“No venimos a predicar quietud sino trabajo. Para cumplir nuestras tareas todo nos podrá faltar, menos la esperanza”.

Si en el PRI miraran hacia abajo y se apoyaran en jóvenes como Enrique Mendoza, en lugar de recurrir a sujetos arcaicos y mañosos que -como él mismo dice-, ni aman, ni entienden, ni comprenden al partido, otro gallo le estaría cantando al tricolor en estos momentos.

 Pero aún es tiempo. Los jóvenes ahí están dispuestos a sacar al PRI del hoyo en el que otros lo metieron. Sólo es cuestión de que se fijen en ellos.

bernardogup@nullhotmail.com