Cuatro oficiales de la Policía Municipal de Amatlán de los Reyes aseguraron haber sido agredidos la tarde de este martes por elementos de la Policía Estatal y de la Fuerza Civil adscritos a la Subdelegación de Fortín de las Flores cuando acudieron a prestar un auxilio a las inmediaciones de la localidad Fraternidad.

De acuerdo a la versión de los preventivos, en punto de las 12:42 horas el oficial al mando, Juan Manuel Morales Martínez, con tres elementos más de apoyo, acudieron a un auxilio a la Avenida 1 esquina con Calle 4 de la mencionada localidad a bordo de la Unidad PMA-014, quienes se entrevistaron con la ciudadana Esther ‘L’, quien reportó que en las afueras de su domicilio había presencia vehículos en actitud misteriosa y preguntando por sus familiares, por lo que procedieron a realizar un recorrido de vigilancia sin encontrar alguna anomalía, por lo que notificaron a la fémina que todo se encontraba en orden y procedían a retirarse; justo cuando se retiraban, al lugar arribaron oficiales de la Policía Estatal y de la Fuerza Civil.

Los oficiales municipales revelaron que cuando se retiraban del lugar, justo una cuadra adelante del domicilio donde prestaron el auxilio, fueron interceptados por los uniformados de dichas corporaciones, quienes viajaban a bordo de las Unidades FC-1960; FC-2931; SSP-3346; SSP-2990; SSP-2396, 3341 y 3339, y quienes tras marcarles el alto les solicitan de igual forma descender de la unidad oficial para realizarles una revisión, a su armamento y al vehículo.

Puntualizaron que tras solicitar una explicación, según los preventivos los estatales comenzaron a agredirlos a golpes en presencia del Delegado de Fortín, para después despojarlos de dinero en efectivo, municiones de arma de cargo .223 y de G3, así como de una memoria USB, además de que les quitaron sus teléfonos celulares para eliminar las evidencias.

“Nos pidieron a todos nuestros nombres y direcciones, asimismo el policía de la Fuerza Civil nos amenazó que no nos la íbamos acabar, posteriormente al lugar arribó el Director de Operaciones de la Policía Estatal, un hombre de tez clara con lentes y estatura baja, el cual no se identificó más que con solo uno de sus elementos y quien dijo que era el comandante Unidad Estatal 3236 y quien ordenó vía telefónica amenazando que iba a subir nuestros nombres a Asuntos Internos”.

Cabe señalar que posteriormente, con palabras obscenas, los corrieron del lugar, no sin antes amenazarlos de muerte y de acabar con su carrera policial.

Por lo que dichos uniformados emitieron un comunicado a su superioridad explicando detalladamente lo sucedido.

Amatlán de los Reyes- 2019-02-1219:45:29- Staff Imagen del Golfo/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO