Astrolabio Político
Por Luis Ramírez Baqueiro

“Desciende al nivel de tu interlocutor, para no humillarle o desorientarle.” – Amado Nervo.

Todo estaba listo en el Congreso de Veracruz para ejecutar un nuevo revés a los integrantes de la 4T.

Al menos cuatro legisladores de Morena habían manifestado su descontento, ante el trato por demás indigno recibido de parte de su coordinador parlamentario, Juan Javier Gómez Cazarín.

Todo estaba listo para crear su propia bancada parlamentaria, generando con ello, un rompimiento dentro del grupo mayoritario en la Sexagésima Quinta Legislatura está jugada hubiera puesto en jaque la permanencia de Morena en la conducción del Congreso desde la Junta de Coordinación Política.

Pero como dicen por ahí vale más maña que fuerza, cosa que algunos no terminan de entender en esta nueva transición política, debió generarse una serie de ajustes para que llegará alguien en quien pudo más la capacidad negociadora y la prudencia para salvar lo insalvable.

Resulta, así como de última hora, el nuevo dirigente estatal de Morena, Hugo Alberto Martínez Lino, tuvo simplemente que entablar un dialogo franco y abierto con los legisladores inconformes para volver las aguas al cauce.

De esta manera los diputados José Magdaleno Rosales Torres, Augusto Nahúm Álvarez Pellico y Jessica Ramírez Cisneros, así como el diputado del PT, Erik Iván Aguilar López, replantearon su intensión de conformar la que sería la denominada fracción “Juntos Haremos Historia”.

Y es que el nuevo dirigente Morenista, operó de inmediato para despresurizar los hierros cometidos por el secretario de Gobierno, Eric Patrocinio Cisneros Burgos y el coordinador Juan Javier Gómez Cazarín que están pasando a lastimar el proyecto Lópezobradorista y de paso el control político de Cuitláhuac García Jiménez desde el Gobierno de Veracruz.

El acuerdo es que a partir de ahora, Martínez Lino será el interlocutor entre el gobierno del estado y los diputados morenistas, con la intensión de garantizar un trato igualitario a todos los legisladores de dicho instituto político.

Se acabaron las llamaditas amenazantes y las sentencias de o apruebas esto o te expulsamos, la realidad es que, esto en nada abona a la correcta vida parlamentaria del grupo legislativo más importante.

Sabedor del reto que el Comité Ejecutivo Nacional puso en sus manos, Martínez Lino, busca sentar en el dialogo franco y abierto la vía para sacar el mal logrado proyecto morenista que en el Congreso simplemente no avanzaba.

Esperemos que la capacidad conciliadora de este orizabeño sirva para destrabar la parálisis legislativa que se venía presentando en el Congreso, por la falta de sensibilidad y acuerdo.

Por el momento, Gómez Cazarín mantendrá la presidencia de la Jucopo, sabedor que un nuevo error lo pondrá en la antesala de su condena política.

Lo cierto es que, ya tiene un nuevo dirigente que le puso el ejemplo de como hacer las cosas, a ver si al rato, por andar de vivo no le dan las gracias y a volar joven como diría el gran mimo de México, Mario Moreno “Cantinflas”.

Al tiempo.

astrolabiopoliticomx@nullgmail.com

Twitter: @LuisBaqueiro_mx