Estados Unidos- 2019-02-0510:05:16- Agencias

 

 

La película “Roma”, con su director, Alfonso Cuarón, y sus actrices Yalitza Aparicio y Marina de Tavira a la cabeza, estuvo en boca de todos durante el almuerzo de nominados a los Óscar, organizado este lunes por la Academia de Hollywood en el hotel Beverly Hilton, de Los Ángeles (California).

 

En esta tradicional cita, actores, directores, productores, guionistas, compositores, ingenieros de sonido y demás artistas nominados se reúnen en torno a una misma mesa para conocer de cerca los entresijos de sus profesiones, dejando atrás los nervios y la presión de las campañas publicitarias.

 

La Academia invitó al acto a unos pocos representantes de los medios de comunicación y Efe compartió mesa con Bradley Cooper (candidato como mejor actor, productor y mejor guion adaptado), Yalitza Aparicio (mejor actriz) y Laura Dern (miembro de la junta de Gobernadores de la Academia), entre otras personas.

 

“Es maravilloso estar aquí”, dijo a Efe Aparicio, vitoreada por los presentes cuando la llamaron para hacerse la foto con el resto de nominados.

 

“Estoy con muchos nervios desde que está pasando todo esto y no me los puedo quitar, pero me hace muy feliz conocer a estas personas y tener estas experiencias. Ver a tantas celebridades aquí sentadas, comiendo y tan casual, es increíble”, reconoció la intérprete, nominada como mejor actriz.

 

En un momento del almuerzo, Cooper, flanqueado en todo momento por su compañera de reparto Lady Gaga, se levantó de la mesa para saludar a Aparicio y felicitarla por su trabajo. Instantes después, le pasó su teléfono móvil y, con la cámara encendida, habló unos segundos con su pareja, la modelo Irina Shayk, quien le dedicó unas palabras en español, según comprobó Efe.

 

“Voy tratando de asimilar lo que me está ocurriendo. Es difícil porque no esperaba nada de todo esto”, admitió Aparicio.

 

John Bailey, presidente de la Academia, se enorgulleció de la diversidad mostrada por las nominaciones y se mostró especialmente satisfecho por la internacionalización de las candidaturas.

 

“Las nominaciones de este año dejan claro nuestro éxito respecto a la inclusión internacional”, señaló.

 

Aunque Bailey no se refirió al respecto, varias fuentes confirmaron a distintos medios que los Óscar se llevarán a cabo sin un maestro de ceremonias por primera vez desde hace 30 años, algo a lo que tampoco hicieron mención Donna Gigliotti y Glenn Weiss, productores de la gala.

 

 

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO