Política al día Express
Por Atticuss y Francisco Licona

¿NO LE RESULTA CURIOSO QUE FUNCIONARIOS YUNISTAS todavía estén en lugares de privilegio con Cuitláhuac García Jiménez? Uno de ellos es Daniel Alejandro Ayestaran, director del Seguro Social para los Trabajadores de la Educación del Estado de Veracruz (SSTEEV), mejor conocido como el Seguro del Magisterio. Los números (de acuerdo a lo expresado por él mismo) no son malos, pues a su decir la “reserva técnica se aumentó” y con relación a las farmacias y tiendas lograron “hacerlas 100% sustentables”. Pese a eso, hay otros rubros que no han caminado adecuadamente pues pese a que se realizó una demanda civil y una denuncia penal porque SEFIPLAN (como instancia retenedora) dejó de enterar alrededor de 466 millones de pesos, hasta el momento nada se ha sabido. Ni la demanda civil no ha prosperado, ni la denuncia penal ha caminado. La duda sigue en el aire y los mismos empleados del Seguro del Magisterio estiman que Zenyazen Escobar, titular de la SEV, ni siquiera está enterado que el Fondo depende de su dependencia según la Ley 4 de 1945 que establece claramente que el Gobierno del Estado debe designar al director gerente y al Consejo del Seguro del Magisterio. Ojalá y el Gobernador Cuitláhuac García Jiménez, le regale unos cuantos minutos de su atención a este tema pues en una de esas cuando lo haga ya será demasiado tarde y los maestros agarren el toro por los cuernos y se lancen a las calles a protestar por lo que es suyo. ¡Aguas! Miguel Ángel Yunes Linares dejó una bomba plantada con el tema del adeudo a los ayuntamientos. Sólo falta que exista alguna controversia constitucional como la de los municipios y que Finanzas se vea obligada a resarcir ipso facto esa supermillonada. Finalmente, Ayestaran es amigo de los Yunes y la Cuarta Transformación podría valerle una pura y dos con sal. ¿O no?

RECTIFIQUE PRESIDENTE. NO DESTRUYA. Cerrar guarderías es una desgracia social y política. El cierre de las estancias infantiles por falta de apoyo público es un hecho que no se puede defender porque no hay argumentos válidos que lo puedan justificar. 320 mil niños que en su inocencia ríen y que sus madres lloran y mueren de angustia, esperan que rectifiques Andrés Manuel. Casi un millón de personas que atienden hasta hoy las estancias infantiles viven en la zozobra más cruel y absoluta. Casi un millón de empleos que no pudo crear el mercado de trabajo y que se crearon por este novedoso sistema están a punto de naufragar. Quien haya hecho el diagnóstico del caso lo hizo mal pero fue peor la solución que te soplaron al oído Presidente. En cualquier oficina de planeación ramplona, con un diagnóstico como el que hasta ahora se conoce, hubiera recomendado un saneamiento de aquellas guarderías que funcionaran irregularmente; un programa de revisión paulatino; y el diseño de normas a cumplir y vigilar. Pero nadie en su sano juicio hubiera recomendado cortarle el brazo a una persona que requería una operación de dolorosos tofos gotosos. ¡Quitarle el Presupuesto a este eslabón social es una irreverencia social y política! Ponga reglas y normas claras Presidente. Castigue la corrupción donde la hayan detectado, porque saber que existía y no castigarla, también es complicidad Presidente López Obrador.

SE COLUDEN MESEROS CON AGENTES DE TRÁNSITO para esquilmar a los parroquianos. Para empezar, si Usted bebe, no maneje. No es recomendable y debe tener en cuenta que no sólo pone en riesgo su vida, sino también la de los demás. Sin embargo, si pese a las advertencias Usted bebe en algún restaurante y toma su vehículo para manejarlo, tenga en cuenta que de acuerdo a reportes en redes sociales, existe la fuerte sospecha que los mismos meseros son los que le dan el pitazo a los agentes de tránsito para que lo detengan. Normalmente sólo había que preocuparse de los operativos del Alcoholímetro, pero ahora, curiosamente, conductores ebrios son detenidos en las avenidas por venir “en aparente estado de ebriedad”. El problema aquí es que, efectivamente, los conductores detenidos vienen alcoholizados por lo que son el blanco perfecto para una “mordidita” que por lo regular no es barata. En la detención no hay cámaras, no hay doctores, no hay sistemas de medición oficiales, por lo que con la amenaza de ser llevados a los separos, muchos de los incautos conductores acceden al soborno. Ojo, de ninguna forma se fomenta que se maneje bajo los efectos del alcohol… pero tampoco que los agentes de tránsito jueguen a los patitos de feria para completar el gasto. ¡Mucho ojo!

Está Usted informado.

www.politicaaldia.com, Facebook: Política al Día, @PoliticaalDia, politicaaldia@nullhotmail.com