Sociedad 3.0

El abogado Fidel Guillermo Ordóñez Solana consideró que el proceso de juicio político al Fiscal General del Estado, Jorge Winckler Ortiz, está siendo mal llevado tanto jurídica como políticamente.  “No tienen idea de la consecuencia jurídica que tiene el remover, nada más por el proceso de desafuero, al fiscal Jorge Winckler”, aseveró.

Tan mal llevado está, consideró, que según la Ley Orgánica de la Procuraduría, si es removido Jorge Winckler, quien debe relevarlo es un yunista más yunista que Winckler, que es el Fiscal Visitador Gustavo Fernando Vasto Pulido.

El inconveniente es que quien funge como fiscal visitador de la Fiscalía General del Estado es el que tiene que suplir legalmente, en términos de la ley orgánica de la FGE, las ausencias del Fiscal General, detalló el jurisconsulto.

Esto significa que políticamente, Yunes Linares seguirá teniendo el control y obviamente seguirán con el mismo tema y el mismo problema, sostuvo.

Aquí el tema es la falta de Gobernabilidad que se evidencia con la ignorancia de lo que están logrando con el desafuero de Winckler, reflexionó Ordóñez Solana.

Esto está generando una crisis política, social y económica que impide llegar a consensos para poder avanzar.