“No puedo decir que estoy feliz, no puedo decir que estoy emocionado”, declaró en una reunión de gabinete en la Casa Blanca. Pero indicó que podría complementar la oferta del Congreso con otras fuentes y así abandonar la disputa.  Es lo que el presidente estadunidense, Donald Trump, dijo este martes con el acuerdo preliminar que alcanzaron los legisladores para proporcionar fondos para construir parte de su prometido muro fronterizo con México, pero agregó que no era probable otro cierre del gobierno.

“El muro se construirá de todos modos“, añadió, sugiriendo que sacará fondos adicionales de “áreas mucho menos importantes”, aunque no explicó cuáles. Legisladores demócratas y republicanos alcanzaron el lunes un acuerdo preliminar para proporcionar mil 300 millones de dólares para el muro de Trump, lejos de los 5 mil 700 millones pretendidos por el presidente. Estos fondos servirán para construir 90 km de nuevo muro a lo largo de la frontera con México.

El dinero, junto con otras medidas de seguridad fronteriza, se presentó como parte de un acuerdo viable para satisfacer a ambas partes y permitir que Trump deje de lado su amenaza de volver a paralizar el gobierno desde el viernes.
Los congresistas, entre ellos de su propio Partido Republicano, presionaron a Trump para que acepte el acuerdo puesto sobre la mesa. El senador Richard Shelby, el principal negociador republicano, consideró que fue “un acuerdo bastante bueno”. El acuerdo aún debe ser votado por el Congreso y aprobado por la presidencia.

Con información de Zócalo