En el argot popular, proveniente de la sabiduría del pueblo llano, circula un adagio muy expresivo: “con “esos” ni a la esquina, porque se pierden”, y bien pudiera referirse a algunos de los colaboradores del gobernador Cuitláhuac García, pues no son buena compañía para enfrentar el enorme reto de sacar a Veracruz del atolladero en que se encuentra; con esos colaboradores el gobernador no podrá cumplir su mandato, basta revisar sus primeras acciones para comprobarlo. Ya estamos cerca de los primeros cien días del actual gobierno estatal, hasta ahora el balance no le es favorable, pero aún está en los términos del beneficio de la duda y es previsible que, por muy obvias razones, este equipo de arranque de gobierno no lo acompañará por mucho tiempo, y que sea por el bien de Veracruz.