Antonio Benítez Lucho, ex delegado en la zona norte del Instituto Mexicano del Seguro Social, aspira a dirigir el PRI en el estado de Veracruz, siempre y cuando haya “reglas claras”, tales como consulta abierta y asumir la responsabilidad del tricolor como partido de oposición, esto a 90 años de su creación.

Al externar su intención de participar en el proceso para la renovación de la dirigencia del PRI estatal, negó que su partido no tenga vigencia, esto en relación a la caída en las preferencias electorales en el proceso de 2018.

Sin embargo, reconoció que “el PRI ha perdido en estos últimos procesos electorales gran parte de su militancia, porque no hemos hecho lo correcto, y lo correcto es iniciar desde abajo; tocamos fondo en el último proceso en donde no ganamos nada, entonces el primer principio que está aplicando el PRI es consulta a la militancia”.

Al respecto, aseveró que la militancia del partido tricolor quiere democracia, renovación y reconquistar a los ciudadanos, “porque la oferta política no nos ha beneficiado”, por lo que dijo es primordial consultar a la militancia para que así la sociedad los vea democráticos  “y en la elección intermedia podamos ser opción”.

Al ser cuestionado si no ha habido democracia dentro del PRI, manifestó que “se han cometido muchos errores, como que al PRI lo tengan secuestrado un grupo de personas”.

Ante ello, Antonio Benítez Lucho se pronunció para que “salgan aquellos militantes que se han convertido en camaleones, que están en un lado, están en otro. Yo opino que esa militancia la debemos expulsar”.

Asimismo, expresó que “los que tengan algún ilícito jurídico del que se esté hablando, igual -que se vaya-. Necesitamos tener gente honesta, honorable en el PRI”.

De ganar la dirigencia estatal de su partido, el priista dijo que hará una limpieza en su partido, para que haya transparencia y rendición de cuentas.

Xalapa- 2019-03-0413:42:15- Leticia Cruz/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO