El proyecto de venta del Campo Militar 1-F fue cancelado ayer por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, quien dijo que se destinará a la preservación ambiental con la administración del Gobierno de la Ciudad de México. Solamente se construirán algunas unidades habitacionales para efectivos del Ejército y unas instalaciones de la Guardia Nacional, detalló.

En su conferencia de prensa matutina formalizó la cancelación del proyecto que comenzó en la gestión de Enrique Peña Nieto y cuya viabilidad apenas en diciembre pasado confirmó el nuevo gobierno, entre otros aspectos porque implicaría el ingreso de 30 mil millones de pesos.

Sin embargo, este jueves, el Presidente rectificó la decisión: Ya no se va a vender; no va a haber un desarrollo inmobiliario; se va a privilegiar el medio ambiente, es decir, el cuidado, la conservación del medio ambiente. Va a ser un espacio amplio para el disfrute de los que viven en la zona, sobre todo en Santa Fe, en ese pueblo histórico de Santa Fe, y se van a conservar las instalaciones de la fábrica de armas, que datan de mediados del siglo XIX, desde el gobierno del presidente (Benito) Juárez.

El nuevo destino del predio, que tiene una extensión de 125 hectáreas, será crear lo que denominó la cuarta sección del Bosque de Chapultepec.

Con información de LaJornada