Serpientes y Escaleras
Por Salvador García Soto

El secuestro de hasta 22 pasajeros en Tamaulipas desató ayer la molestia del presidente Andrés Manuel López Obrador que, en su reunión de Gabinete de las 5 de la mañana en Palacio Nacional, ordenó una búsqueda exhaustiva de los secuestrados para dar con su paradero, para lo cual pidió movilizar al Ejército, la Marina y la Policía Federal, además de investigar qué grupo criminal fue el autor del secuestro.

Ayer mismo la Fiscalía General de la República anunció el inicio de una carpeta de investigación sobre lo sucedido el jueves 7 de marzo, pero que se dio a conocer el domingo porque el gobierno de Tamaulipas retuvo la denuncia y ocultó la información.

Junto al enojo del Presidente por el secuestro masivo, que se conoció justo en la víspera de su mensaje de los 100 días y que recuerda el dramático caso de la masacre de San Fernando en 2011, también hubo un fuerte choque entre la Federación y el Gobierno estatal panista cuando el secretario de Seguridad federal, Alfonso Durazo, desmintió en un mensaje de Twitter al gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, quien afirmó ayer al salir del discurso del Presidente en Palacio Nacional, que el camión de Transpaís donde viajaban los pasajeros secuestrados “iba escoltado por la Policía Federal”.

“No hay elemento alguno para dar por ciertas las afirmaciones del @gobtam, en el sentido de que la @PoliciaFedMX habría escoltado, el fin de semana, un autobús de migrantes; no hay un acuerdo de @SSPCMexico ni de @Segob_mx para custodiar caravanas”, desmintió en su cuenta de Twitter el secretario Durazo, quien estuvo por la mañana en la reunión del Gabinete de Seguridad donde el Presidente ordenó la investigación y búsqueda inmediata de los desaparecidos.

Ayer mismo, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, informó del envío de personal del Ejército, la Marina y la Policía Federal para iniciar la búsqueda de los secuestrados, que hasta el momento no se sabe si son mexicanos o centroamericanos o de ambas nacionalidades. De hecho, la investigación de la FGR se inició en la delegación encargada del tema de “desaparecidos” porque esa es la condición que el Gobierno de López Obrador les reconoció a los 19 o 22 pasajeros cuyo paradero y situación se desconoce.

Pero para el vocero del Gobierno de Cabeza de Vaca en materia de seguridad, Luis Alberto Rodríguez, los desaparecidos podrían ser centroamericanos, porque igual que el Gobernador, atribuyen a eso que no se hayan presentado familiares a denunciar. El primero en tener denuncia del secuestro masivo fue el fiscal estatal de Tamaulipas, Irving Barrios, pero declinó investigar con el argumento de que era un caso de “competencia federal”, aduciendo que el ataque de hombres armados al camión 9596 de Transpaís en el tramo carretero de San Fernando a Reynosa, en el ejido de Palo Blanco, de donde se llevaron a entre 19 y 22 pasajeros, ocurrió en un tramo de carretera federal.

Y mientras el Presidente tronaba en su reunión de seguridad muy temprano en Palacio Nacional y pedía investigar el asunto, el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca no parecía sudar ni acongojarse por el secuestro masivo. Ayer visitó la Ciudad de México para asistir al mensaje presidencial y al mediodía apareció en una reunión con otros siete gobernadores del PAN, en donde el Mandatario tamaulipeco fue nombrado presidente de la Asamblea de Gobernadores de Acción Nacional (GOAN) para los próximos seis meses.

“¡Éxito presidente!”, le decían en un mensaje de Twitter sus colegas panistas, en algo que confirma lo que se comenta en el panismo, que Cabeza de Vaca aspira a convertirse en el “sucesor de Moreno Valle” dentro del blanquiazul y que, incluso, buscaría apuntalar su candidatura presidencial en 2024 apoyado por su asesor de cabecera Roberto Gil Zuarth.

Así que mientras a unos les preocupa saber qué pasó con 22 pasajeros secuestrados y desaparecidos, a otros les interesa más la grilla y el futurismo político. Qué importa que el secuestro masivo –que nos remite a una de las peores tragedias de la violencia que ha vivido el país en San Fernando– haya ocurrido en su estado. Cuánta insensibilidad señor Cabeza de Vaca y encima lo desmiente el secretario Durazo.…Los dados mandan otra Serpiente. Bajada.