ALPIE0310
AL PIE DE LA LETRA
Raymundo Jiménez

Si no hay cambio de última hora, este lunes 11 asumirá la Fiscalía Regional de la zona sur, con sede en Coatzacoalcos, Marco Antonio Guízar Valladares, hermano del diputado local del Partido Encuentro Social (PES), Gonzalo Guízar.

Pero su nombramiento está siendo cuestionado porque lo consideran una especie de canonjía del fiscal general Jorge Winckler al líder del grupo legislativo “Del lado correcto de la historia” por haber maniobrado con otros camaradas para abortar los dos juicios políticos que la diputación de Morena, con línea del Palacio de Gobierno, le había iniciado al abogado yunista.

Y es que para la designación del hermano de Gonzalo Guízar se presionó la salida de la fiscal regional María Isabel Hernández Cruz, pretextando la filtración de unas fotografías del cadáver de la empresaria porteña Susana Carrera, secuestrada y asesinada a mediados de febrero en esa región.

El arribo de Marco Antonio Guízar a la Fiscalía Regional se da después de la llegada a Coatzacoalcos de las fuerzas federales que han comenzado a combatir a grupos criminales que por lo menos en los últimos 15 años han venido operando con gran impunidad. Hace una semana, por ejemplo, fue capturado Alain López Sánchez, (a) La Liebre, presunto jefe de plaza de Los Zetas, implicado en el multihomicidio de una familia, entre ellos cuatro menores de edad, en junio de 2017.

Esta misma violencia ya impactó hace tres años a la familia Guízar Valladares, cuando otro de los hermanos, José Gertrudis (a) El Tuye, fue ejecutado en enero de 2016 cuando salía de su casa acompañado de su nieto.

Según versiones periodísticas, este otro hermano de Gonzalo Guízar, dedicado al ramo de la construcción e involucrado en líos legales por la disputa de terrenos urbanos, habría sido amenazado días antes de su muerte.

“Voy por su gente”, le habrían advertido en un mensaje de texto del que poco trascendió. El columnista porteño Mussio Cárdenas publicó que “transcurridas las horas, vio que el amago era real, muerto el vigilante, demoledor el hallazgo macabro en la propiedad del malecón, en el predio en disputa con la inmobiliaria Arkitektur, con el gobierno de Javier Duarte, con el tío incómodo de Karime Macías Tubilla, Jorge Ramírez Pérez, el promotor del desalojo en Los Almendros.”

 El “Tuye” Guízar, según consignó el periodista sureño, “saltaba de tribunal en tribunal, acusando y siendo acusado, evadiendo órdenes de aprehensión y acogiéndose al juicio de amparo, elusivo ante el despojo y el daño ambiental…”

 El entonces diputado federal no recibió las condolencias del gobernador Duarte, pese a que dos años antes, en 2014, lo había recibido en Palacio de Gobierno recién nombrado presidente del PES en Veracruz.

 Coincidentemente, un día antes del trágico suceso, Gonzalo Guízar había declarado que su partido no iría aliado en la sucesión gubernamental de ese año con el PRI ni con la alianza PAN-PRD que estaban por postular como candidatos a los primos hermanos Héctor Yunes Landa y Miguel Ángel Yunes Linares.

 Y, en efecto, en esa elección el PES fue solo, con el ex panista Alejandro “Pipo” Vázquez Cuevas de candidato, quien no logró mermarle la votación a Yunes Linares.

 ACUSAN A YEIDCKOL DE DIVIDIR A MORENA

La confrontación entre el grupo del zacatecano Ricardo Monreal, presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado de la República, y la dirigente nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky, arreció por la disputa de candidaturas locales del partido lopezobradorista en varias entidades del país, principalmente por la gubernatura de Puebla.

Alejandro Rojas Díaz-Durán, senador suplente y coordinador de asesores de Monreal, publicó este sábado un texto en el portal SDPnoticias.com, en el que hace duros señalamientos en contra de Polevnsky, acusándola de dividir al partido en diversos estados, entre ellos Veracruz, donde este sábado, según trascendió, los grupos del secretario general Gonzalo Vicencio Flores y el del delegado nacional Hugo Alberto Martínez Lino estuvieron a punto de llegar a los golpes en el Congreso Estatal Extraordinario por la disputa de la presidencia partidista que dejó vacante Manuel Huerta Ladrón de Guevara desde el 1 de diciembre pasado, cuando asumió el cargo de coordinador del gobierno federal en la entidad.

Según los aliados de Vicencio Flores, Huerta quiere seguir controlando el partido a través de Martínez Lino, a quien Yeidckol le dio también su respaldo.

En su texto, Rojas Díaz-Durán le recordó a la dirigente nacional una frase del filósofo francés Montesquieu: “Para ser realmente grande, hay que estar con la gente, no por encima de ella”.

“(…) Pero eso es exactamente la antípoda que predica y va desplegando Yeidckol Polevnsky, nuestra presidenta nacional de Morena por todo el país, desde que el tsunami popular llevó a Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia de la República”, recriminó, refiriendo que domingo antepasado, durante la sesión del Consejo Nacional de Morena, “en dos sendos discursos sólo aludió a mi persona, dudando de mi militancia; acusándome de actuar sospechosamente contra la designación de candidatos a diputados locales en el estado de Tamaulipas…”

Sin embargo cuestionó la sospecha actitud de Yeidckol hacia el gobernador panista de Tamaulipas, al que no critica ni denuncia sus excesos y los gastos anticipados de campaña, “en los que desde hace meses el mismo gobierno de marras sigue dilapidando para retener de forma fraudulenta el Congreso local, cuando Morena va arriba en 18 de 22 distritos, por lo que también echaron a andar una estrategia para infiltrar a Morena, dejando en la indefensión total a los líderes de Morena en la entidad.”

Este domingo, el portal lapoliticaonline.com.mx publicó que Rojas Díaz-Durán anunció que solicitará que se adelante el Consejo Nacional para inmediatamente después de las elecciones de este año, el cual podría realizarse en agosto, para que así se anticipe la salida de Polevnsky de la dirigencia.

“Necesitamos una nueva dirigencia nacional que reoriente, reencauce y reivindique los principios fundacionales de Morena”, puntualizó el monrealista.

“Me llamaron muchos consejeros para felicitarme y darme su apoyo. Muchos creen que esa camarilla de Yeidckol tiene que ser desplazada. Se tienen que terminar los intereses personales que fue construyendo internamente, porque no responden al alma de Morena. La militancia ya reclama un cambio de dirigencia, una rectificación de rumbo”, concluyó.