El diputado local de Morena, José Magdaleno Rosales Torres, se comparó “con una mujer de la vida galante” al asegurar que regresó a la fracción mayoritaria de la LXV Legislatura pero seguirá siendo crítico de su coordinador, Juan Javier Gómez Cazarín.

Dijo que desistió a su intención de conformar una nueva bancada mixta con otros dos diputados de su partido luego de hablar con el presidente de la Junta de Coordinación Política, negando un “jalón de orejas”.

“Con todo el respeto que se merecen las mujeres; es como cuando un hombre se casa con una mujer que trabaja en la vida galante; él la ‘acecta’ al momento en que se casa con ella, la lleva a su casa y la acecta tal y cual es”, declaró el morenista.

Rosales Torres argumentó que regresó para reforzar el proyecto del presidente, Andrés Manuel López Obrador, añadiendo que esto no significa que actuará como “borrego” al momento de emitir su voto.

Igualmente rechazó que vaya a dar marcha atrás a la denuncia que interpuso contra quien resulte responsable de filtrar fotografías donde supuestamente aparece desnudo, apuntando que tampoco le preocupa la denuncia de juicio político que interpuso en su contra un ciudadano ante el Congreso.

En otro tema, Rosales Torres volvió a sugerirle al gobernador, Cuitláhuac García Jiménez, remover de sus cargos a cuatro secretarios, sobre todo ante los actos de nepotismo que se evidenciaron en la Secretaría del Trabajo.

“Mi postura es la misma, voy a seguir pidiendo que se vaya el secretario de Gobierno (Eric Cisneros). Es muy sano que se cambie al secretario de Gobierno”, planteó.

Jesús Ruiz/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO