Diputados morenistas buscarán permitir matrimonio igualitario en Veracruz con reformas al Código Civil

Diputados locales de Morena buscarán actualizar el Código Civil del Estado y permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo, así como otras modificaciones a dicho marco normativo.

“La Suprema Corte interpretó la norma sobre el matrimonio, en el sentido de que cuando la disposición prevea que el matrimonio es el contrato celebrado entre un solo hombre y una sola mujer, debe entenderse que ese acuerdo de voluntades se celebra entre ‘dos personas’”, expuso la diputada local, Mónica Robles Barajas.

En la víspera de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, Robles Barajas destacó que las modificaciones se realizarían a la par de las resoluciones que ha hecho el máximo tribunal del país.

No obstante, hay otros cambios que la legisladora morenista destacó en la tribuna de la Diputación Permanente.

“Las transformaciones históricas que ha vivido nuestro país en las que Veracruz ha sido protagonista no pueden quedarse en los discursos ni en las buenas intenciones; tampoco, permanecer como rehenes de posturas sesgadas, patriarcales y ortodoxas.

“Menos pueden etiquetarse como sólo la visión de las mayorías, por encima de la contribución de las minorías”, planteó Robles Barajas.

La propuesta también reconoce al concubinato como una figura similar al matrimonio, sobre todo en cuanto a los derechos que se derivan de la unión de dos personas.

Sobre el divorcio se proponen reformas que actualicen esta figura, para incorporar el divorcio sin expresión de causa o incausado.

La legisladora observó que cuando exista violencia familiar y esta sea una razón para el divorcio el proyecto prevé medidas especiales que hagan posible la protección de las víctimas, sin que esto conlleve al incumpliendo de las obligaciones familiares que se contraen con el matrimonio.

“Lo anterior previendo la limitación o pérdida de los derechos familiares, cuando la violencia ponga en riesgo la vida y la seguridad de integrantes de la familia”.

Cabe destacar que los cambios planteados ante el pleno fueron suscritos por ocho de los 26 diputados de la fracción de Morena, entre ellos el presidente Juan Javier Gómez Cazarín.

En cuanto a la obligación alimentaria se establecería como un deber jurídico, considerando a las personas con discapacidad y adultos mayores como beneficiarios permanentes de la pensión alimentaria.

La propuesta de reforma también modifica la pensión compensatoria para la o el cónyuge, que se hubiera dedicado a las labores domésticas y de cuidado de la familia.

“Esta medida, considerada como resarcitoria y asistencial por la Suprema Corte de Justicia, destaca el supuesto que, derivado de las circunstancias particulares de cada caso concreto, la disolución del vínculo matrimonial coloque a uno de los cónyuges en una situación de desventaja económica que incida en su capacidad para hacerse de los medios suficientes para sufragar sus necesidades, y consecuentemente le impida el acceso a un nivel de vida adecuado”.

Además, el proyecto busca establecer que las hijas e hijos dentro y fuera del matrimonio llevarán el nombre o nombres propios que les impongan su madre o su padre seguido de sus apellidos en el orden en que estos decidan.

La legisladora destacó que como principio general el Código Civil se reformaría para mandatar que las controversias de carácter civil sean resueltas de acuerdo a los tratados internacionales y la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, introduciendo el principio pro persona contenido en la carta magna federal.

Lo anterior cuando el país ha suscrito y ratificado la mayoría de los tratados internacionales, de ahí que es urgente una actualización del derecho familiar.

Por su parte, en el Artículo 242, que define un monto de dos UMA como monto mínimo de aportación de la obligación de alimentos, se propone indexarla al Índice Nacional de Precios al Consumidor.

En cuanto a los numerales adicionales que marcan que los destinatarios de la presunción de alimentos, las disposiciones en caso de no comprobación del salario y la preponderancia de la deuda de alimentos sobre otros acreedores.

Sobre la filiación, se establecería en el Artículo 289 como prueba de paternidad la pericial de ADN y determina que en caso de que el presunto progenitor no se aplicara dicho examen, se presumirá la filiación, salvo prueba en contrario.

Jesús Ruiz/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar