Óscar Díaz de León Rivera

A casi 100 días de haber iniciado el actual gobierno, se mantiene en la indefinición la estabilidad laboral de 4 mil catedráticos de la Universidad Popular Autónoma de Veracruz (UPAV), que siguen sin recibir sus pagos desde el año pasado, mientras que los diversos trámites escolares se encuentran paralizados porque la administración no ha terminado de asentarse, se quejaron empleados y docentes de esa institución.

La falta de una política clara está afectando a 48 mil alumnos con que cuenta la Universidad, cifra que fue proporcionada recientemente por el nuevo rector, Ome Tochtli Méndez Ramírez.

Los trabajadores, a quien el nuevo rector insiste en considerar asesores solidarios, a pesar de que esa figura es inexistente en las leyes laborales mexicanas, manifiestan su preocupación porque el funcionario no informa ni siquiera al Congreso del Estado sobre los manejos que está realizando en la institución educativa.

En tribuna del pleno congresal, el mismo diputado Presidente de la Comisión de Educación y Cultura, León David Jiménez Reyes, presentó un anteproyecto de punto de acuerdo para exhortar al Rector de la Universidad Popular Autónoma de Veracruz a que entregue un informe al Congreso del Estado sobre la situación que guarda la entidad.

Por otro lado, se ignora si la Junta de Gobierno de la UPAV se ha reunido para tomar las determinaciones sobre la marcha de la institución, dijeron los colaboradores, quienes remarcaron que si el Rector no atiende al Honorable Congreso del Estado eso habla de la deficiente conducción que existe en la institución.