Hace algunos días, el presidente López Obrador hizo el  comentario sobre que dos mujeres del gobierno bateaban arriba de 300 ¿a quiénes se refirió? Como el futurismo es una de las practicas más habituales de los mexicanos ya se hacen apuestas, unos descartan a Rocío Nahle porque la ven, beisboleramente, en cero y dos, porque el asunto de la nueva refinería a su cargo se está poniendo difícil; Yeidckol Polevnsky concluye en noviembre su periodo al frente de Morena, y entonces solo quedarían la Secretaria de Gobernación y la Jefa de gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaun, a cuyo desempeño Martí Batres califica con 10 y Mario Delgado dice que ha detenido “la espiral de deterioro en la que estaba metida la ciudad desde hace algunos años”. Y como en política los aplausos para uno (a) son descuentos para otro, entonces Monreal debe mejorar su promedio.