Afortunadamente fue sofocado el incendio en los bosques de las faldas del Cofre de Perote para darle tranquilidad a los pobladores de Las Vigas y lugares circunvecinos. Fue una bien organizada acción de diversas autoridades que participaron para evitar que el fuego siguiera extendiéndose, sin duda demostraron eficiente coordinación de esfuerzos entre dependencias del gobierno federal y del estado. Pero extrañó la ausencia del gobernador Cuitláhuac García, ni una palabra, ni una declaración, esto expresa excesiva discreción o no dar importancia a un evento dañino para la naturaleza y el hombre ocurrido en territorio veracruzano.