Redacción.- El banco central de México decidió por unanimidad mantener la tasa clave de interés en un 8.25%. La decisión de política monetaria coincidió con lo esperado por analistas, que habían estimado que el Banco de México (Banxico) iba a dejar sin cambios la tasa vigente desde el 20 de diciembre, la más alta en más de una década.

“La postura de política monetaria actual es congruente con la convergencia de la inflación a su meta”, dijo la junta de gobierno de Banxico.