Los Políticos
Por Salvador Muñoz

Si nos atenemos a los números, por el momento, la Junta de Coordinación Política del Congreso de Veracruz, no se mueve, es decir, Juan Javier “El Carón” Gómez Cisneros, sigue al frente de tal. Esto, después de que los tres morenos alebrestados “decidieran” echar atrás su pretensión de conformar un nuevo grupo legislativo junto con “el Diputaco” Erik Iván Aguilar López, a quien sabrá Dios si le avisaron o lo agarraron como al Tigre de Santa Julia… insisto, de acuerdo a los números, porque Morena, al hacer un conteo a ojo de buen cubero, tenía 27 diputados lo que así, le da la mayoría absoluta. Si quieren, súmenle a Alexis Sánchez García, de Movimiento Ciudadano que ya más bien parece de “Moreniento Ciudadano”.

¿Qué significa Mayoría Absoluta en este caso? En términos llanos, le concede el derecho al partido que la tenga, de ser el mandón de la Junta de Coordinación Política y hasta el momento, de acuerdo a los números, dándole el beneficio de la duda a Pitágoras, El Carón la tiene.

Si bien es cierto, los números no mienten, la política sí.

En lo particular, el hecho de que el Presupuesto de Egresos 2019 haya sido aprobado en su mayoría, habla de que por fin, las bancadas de todos los partidos se sentaron a discutir, analizar, estudiar, y por qué no, aflojar, apretar, meter y sacar, en aras de un solo propósito: el equilibrio de fuerzas. No se entienda esto como que ya son iguales en cuestión de peso (que no pesos) cada grupo legislativo, pero sí el que se respete la opinión, puntos de vista y hasta propuestas de todos en aras de que de un modo u otro, la mayoría salga ganando… así, democráticamente.

Al haber una mayoría, y también una democracia, es evidente que no todos salgan contentos, pero es parte del juego… ahí entra la minoría.

En este caso, podemos entender a la Minoría como a Maleno Rosales, Jessica Ramírez y Augusto Alvarez Pellico, que fueron obligados o se vieron obligados a desistir de conformar un grupo legislativo cuando todo pintaba que este jueves, sería obvia la escisión o fracción dentro de Morena en el Congreso local. Es decir, dando y dando… Morena cede, pero los otros ceden.

Claro, de que hay división dentro de Morena, ¡la hay! ¡Y está expuesta! Al igual que la hay en la fracción del PRI, donde Juan Carlos Molina Palacios se declaró “sin grupo legislativo”, dijera José Manuel Pozos Castro; o qué decir del PAN, donde se ha respetado la diferencia de opiniones y criterios de algunas de sus diputadas… en pocas palabras, sí, puede haber diferencias en cualquier lado… hasta en la casa.

Y sí, hay que celebrar en Morena estas diferencias, pues ello nos lleva a creer que la mayoría absoluta tiene personas con criterio propio, con decisiones propias, ideales cimentados… pero que deben ser escuchados, antes que cualquier cosa,  por cada cabeza de manada…

Recordemos a la diputada del PAN, Nora Jessica Lagunes Jáuregui, quien mantiene unos pasos de César Leal Angulo: si piensas distinto, primero habla con tu bancada; si no, entonces habla con tu coordinador; si no, explica tu posición en tribuna; pero si tu posición va contra los principios del partido, no expongas tu idea.

Gómez Cazarín debe tener en claro ya esos pasos pero todavía mejor: esos diputados de Morena que pudieran no comulgar con Equis o Ye, debieran aprenderlos si es que quieren fortificar este proyecto político llamado Morena, más teniendo en cuenta que al menos en Veracruz, tendrán su primera prueba de fuego en tres años…

¿Y el Diputaco Erik Iván Aguilar López? Pues todo parece indicar que regresa a El Lado Correcto de la Historia pero deja al PT, es decir, se vuelve independiente pero con Grupo Legislativo, a diferencia de Molina Palacios, que parece ya El Ranchero Solitario.

Lo que sí es un hecho, es que Gonzalo Guízar Valladares hará todo lo posible porque Ricardo Serna Barajas (El Indio Brayan pa los cuates) se quede en esa bancada y no regrese a la del PAN, en aras de seguir fortaleciendo lo que sería de un modo u otro, la tercera fuerza política en el Congreso local… es política, pues.

Ahora que si se trata de fortalecer a las bancadas, es buen momento para que Gómez Cazarín lo haga… ya vivió qué tan efímera puede ser la Mayoría Absoluta, pero también hay que recordar que lo que no te mata… con la mano en la cintura puede tener la Jucopo durante los tres años como en su momento lo hizo Sergio Hernández (que fue de dos) en la pasada Legislatura, y de eso, lo ha de recordar muy bien Amado Cruz Malpica. Así que El Carón tiene por obligación, además de conciliar, dialogar y concertar con sus morenos, hacer que pese Pitágoras…

smcainito@nullgmail.com