El gobierno no quiere pagarle a los empresarios

Místicos y Terrenales

Por Marco Antonio Aguirre Rodríguez
  • El presupuesto 2019 con déficit de más de 5 mil 565 millones

Empresas SOS, la organización de empresarios veracruzanos que tienen adeudos con el gobierno del estado, lanzaron una llamada de auxilio que no fue atendida.

Urgen a que se active un “plan de rescate”, en una petición que ni siquiera es escuchada.

La llamada de auxilio la hace la organización mediante su twitter:

“Empresarios proveedores del @GobiernoVer agraviados por falta de pago inician una dolorosa cuenta regresiva que extingue lo poco que queda porque si el @GobiernoVer @CuitlahuacGJ @JoseLimaFranco no responde con pagos y oportunidades de trabajo, cerrarán y habrán más desempleados”.

La “dolorosa cuenta regresiva” es tan sencillo como que varios de los que están esperando que les paguen, si no reciben recursos antes del 15 de marzo, deberán cerrar.

Pero no hay visos de que les vayan a pagar. Vaya, ni siquiera de que les echen un lazo.

Hasta las promesas de pago han escaseado según transcurre el tiempo.

Les dijeron que no podían pagarles porque el gobierno de Miguel Ángel Yunes borró la base de datos en la que los empresarios colocaron toda la comprobación de lo que reclaman como pago.

José Luis Lima Franco, el secretario de Finanzas, les aseguró que habilitarían un espacio para que nuevamente pusieran su información.

Ya pasamos los primeros 100 días del nuevo gobierno y no hay tal plataforma.

Tampoco quieren aceptar en papel la documentación comprobatoria.

Todo indica que no quieren recibir nada que soporte los reclamos.

Todo parece mostrar que no quieren pagarle a los empresarios que reclaman los adeudos.

En el proyecto de presupuesto modificado recién aprobado, desaparecieron el “Artículo 30” donde se anotaba “por concepto de Adeudos de Ejercicios Fiscales Anteriores (ADEFAS)”, 300 millones de pesos. Es decir, ya no habrá pagos bajo ese concepto.

Tampoco se anota nada para el llamado “pasivo circulante”, que es –en términos simples- la deuda del gobierno del estado con vencimiento menor a 12 meses.

En el Cuarto Informe Trimestral del Gasto Público, se anotaban en “Cuentas Por Pagar a Corto Plazo” 2 mil 178 millones de pesos.

Ese Cuarto Informe ya fue elaborado y validado por la actual administración gubernamental, tanto que las cuentas las firma el mismo Lima Franco, el titular de Sefiplan.

Entonces ya conocían la existencia de ese “pasivo circulante”.

En el presupuesto modificado esas deudas de “pasivo circulante”, ya no existen.

Definitivamente, el gobierno del estado no dejó previsión alguna para pagarle a los empresarios con cuentas pendientes.

Pero es porque (¡ojalá no sea así!) no existe intención de pagarles.

Los empresarios, en el tuit de Empresas SOS piden también “oportunidades de trabajo”, dentro de lo que es su ámbito. Esa es otra posibilidad que les han negado.

Los prestadores de servicios han visto como otros son contratados y a ellos no los toman en cuenta.

¿Será que el gobierno del estado lo que de plano busca es que desaparezcan?.

Jesús Castañeda Nevarez, coordinador de Empresas SOS, en su twitter personal lanza el llamado de urgencia directo al Gobernador Cuitláhuac García para que se active un “plan de rescate”:

“Urge un plan de rescate @CuitlahuacGJ las empresas veracruzanas primero”.

El llamado, la petición, la plantea así:

 “El esfuerzo de toda una vida se escurrió entre los dedos ante la impotencia y frustración de los empresarios que se encuentran ante la necesidad de volver a empezar, pero con muchos años encima y poco ánimo”.

Es insistente en remarcar que: “La recuperación económica de #Veracruz inicia reactivando las empresas veracruzanas, principalmente a las agraviadas por las pasadas administraciones del @GobiernoVer”.

Puntualiza que “ojalá y los funcionarios de las Dependencias entiendan ésto y apoyen al Gobernador @CuitlahuacGJ”.

Pero parece que el gobierno de Cuitláhuac García no tiene intención de pagarles.

Ese llamado a lo divino para que “los funcionarios de las dependencias” entiendan esto, no tuvo efecto.

Al menos, no se ve hasta ahora.

El retener los pagos afecta a los empresarios… pero también a los terrenales simples que deberían estar trabajando con ellos.

Por eso, pagarle a los empresarios, más que verlo como un gasto, se debe tomar como una inversión para reactivar la economía en el estado.

EL PRESUPUESTO 2019 CON DÉFICIT DE MÁS DE 5 MIL 565 MILLONES. El presupuesto del gobierno del estado de Veracruz tiene –de entrada- un déficit por casi 5 mil 565 millones de pesos.

El 12 de febrero el gobernador Cuitláhuac García, reconoció haber solicitado un préstamo por 2,500 millones de pesos a diversas instituciones bancarias, en diciembre de 2018.

En ese mes, además obtuvo un adelanto de participaciones federales por 3 mil 65 millones de pesos.

Esto es 5 mil 565 millones de pesos.

El préstamo bancario quedó registrado en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público como PQ´s (préstamo Quirografario), por lo cual se se tiene que liquidar en 2019. Sin embargo en el presupuesto de egresos, en ningún lado se anota el pago del mismo.

¿A qué partida se va a cargar?, ¿o qué ampliación de presupuesto se va a hacer?.

El gobernador Cuitláhuac García mencionó que el préstamo fue para pagar a los trabajadores del gobierno del estado sueldos y prestaciones correspondientes a diciembre: “no tenían por qué pagar el desfalco que dejaron las administraciones pasadas”.

Y en eso tenía razón.

Eso está bien.

La pregunta es simplemente, ¿de qué partida va a salir el dinero para pagar el préstamo?.

Igual ocurre con el adelanto de participaciones, porque en ningún renglón se anota la redistribución de las mismas y el impacto negativo que tendrá en los recursos que llegarán al estado, durante ¿un mes, seis meses, un año?.

Ese es el déficit que tiene el gobierno del estado en su presupuesto 2019.

¿Será una gran impertinencia a los grandes místicos de las finanzas en Veracruz el pedir que nos expliquen que va a pasar con esos desembolsos y dónde y cómo van a impactar?.

Hay místicos de la Sefiplan que dicen que no tiene caso exponerlo, porque nosotros, los pobres terrenales, no sabemos de finanzas públicas. Pero, tal vez, si hacen un ejercicio didáctico para explicarnos esto, podamos entenderles.

La transparencia es una de las características de la Cuarta Transformación.

]]>

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar