Como dice el presidente “las cosas en palacio caminan despacio”, no es frase de su manufactura, pero tiene razón. Esa conseja es conocida en todo México porque efectivamente los trámites burocráticos pudiendo resolverse en horas, por la cansina actitud de quienes cobran en el gobierno demoran más de lo debido. Sucede ahora con el caso del nepotismo descubierto en la Secretaría del Trabajo y otras áreas, que la Contralora del gobierno estatal aseguró investigaría, pero transcurridos ya 15 días, un asunto tan sencillo de resolver, aún no informa sobre el mismo. Y ojalá lo haga, porque de esa dependencia nada se divulga sin el consentimiento del titular del Ejecutivo, y si éste decide apelar al expediente del olvido todo quedará en el anecdotario